Por: Katherine Chaves R. 2 mayo, 2017

El cuerpo de un indigente apareció tendido en la vía pública, frente a un cementerio en Quebrada Grande de Tilarán, Guanacaste.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que un vecino lo encontró la tarde de este lunes y alertó a las autoridades. El fallecido fue identificado como Isaac Salas Vargas, de 21 años, quien es conocido en la zona por consumir drogas.

Según la Policía Judicial, este lunes la mamá del fallecido interpuso una denuncia por su desaparición, pues tenía varios días sin saber de él.

El cuerpo fue remitido a la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores.
El cuerpo fue remitido a la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores.

Algunos vecinos indicaron a las autoridades que Salas fue visto en las afueras de un bar. Luego, al parecer, fue llevado a la clínica de la zona. Se desconoce desde cuándo estuvo en ese centro médico.

En la revisión preliminar, los agentes judiciales encontraron heridas en varias partes del cuerpo; también tenía un golpe importante en el abdomen.

Sin embargo, como los vecinos detallaron que Salas solía lastimarse cuando se drogaba, las autoridades investigan si fue la víctima quien se provocó esas lesiones y cómo se las habría hecho.

De momento, los agentes realizan las pesquisas necesarias para esclarecer lo sucedido.

Ministerio se sacude

A raíz de este hallazgo comenzó a circular un audio por medio de la aplicación WhatsApp, donde un individuo, sin identificar, responsabilizaba a oficiales de la Fuerza Pública de la muerte del muchacho.

En la grabación se escucha al sujeto decir que los policías sacaron al hombre de una clínica para trasladarlo a Liberia (no especifican a dónde la llevarían exactamente). No obstante, se insiste en el audio que los efectivos lo "tiraron" en Quebrada Grande.

El Ministerio de Seguridad, por su parte, desmintió categóricamente lo antes expuesto. Carlos Hidalgo, jefe de prensa de la institución, aseguró que las autoridades judiciales descartaron que los oficiales tengan responsabilidad alguna en el hecho.

"La víctima tiene problemas mentales y consume drogas. Gente lo había visto deambulando por ese terreno días antes del hallazgo", señaló Hidalgo.

Además, el vocero dijo que la institución valora presentar una denuncia en contra de la persona que hizo esa grabación. "En ningún momento fue responsabilidad nuestra, Muchas veces es muy fácil enviar audios por estas aplicaciones sin antes constatar la información", concluyó.

Etiquetado como: