Crímenes

Conductor que persiguió a motociclista hasta matarlo descontará 20 años de cárcel

El jefe policial de Santa Bárbara de Heredia, Douglas Sandí, comentó a ‘La Nación’ el 3 de abril de 2019 que nunca, en sus 25 años como oficial, había notado tan tranquila a una persona después de arrestarla por un hecho grave

Un conductor que persiguió a un motociclista y luego lo arrastró hasta matarlo, producto de una discusión en carretera, fue condenado a 20 años de prisión, tras ser declarado culpable de cometer los delitos de homicidio calificado y lesiones culposas.

La sentencia en contra de Gerardo Ramón Cordero Vega, de 72 años, fue impuesta la tarde de este viernes por el Tribunal Penal de San Joaquín de Flores.

Los hechos ocurrieron el 1.° de abril de 2019, en Santa Bárbara de Heredia, cuando el imputado conducía un carro y el ofendido Raúl Zambrana Durán viajaba a bordo de una motocicleta.

La Fiscalía demostró que surgió una discusión entre ambos, por lo que Cordero persiguió en su vehículo a la víctima, incluso, en dos ocasiones lanzó el auto en contra del motociclista.

Este despacho probó que el imputado golpeó a Zambrana con el carro, por lo que este perdió el control y cayó al suelo. Tras esta acción, el imputado no detuvo el vehículo, sino que arrastró a la víctima con su moto, hasta ocasionarle la muerte, según la Fiscalía.

Durante los hechos, Cordero colisionó con otro vehículo y, producto del impacto, sufrió algunas lesiones que lo incapacitaron de sus labores por varios días.

Mientras la sentencia queda en firme, el imputado continuará en prisión preventiva.

El jefe policial de Santa Bárbara de Heredia, Douglas Sandí, comentó a La Nación el 3 de abril de 2019 que nunca, en sus 25 años como oficial, había notado tan tranquila a una persona después de arrestarla por un hecho grave.

“Me ha tocado aprehender infinidad de personas por múltiples delitos, y siempre la reacción principal es que no están mentalmente en el lugar, totalmente idas, hasta que les baja la adrenalina se dan cuenta de lo que hicieron. Él estaba prácticamente frío, indiferente al respeto por la vida, como si hubiera majado una bolsa plástica”, aseguró Sandí en ese momento.

Las autoridades indican que, después del impacto inicial, los detenidos se suelen percatar de lo sucedido y entran en algún grado de ansiedad. Sin embargo, ese no fue el caso de Cordero ese día, al menos mientras estuvo bajo las órdenes de la Fuerza Pública.

“Nunca mostró remordimiento, ni ansiedad, absolutamente nada, estaba totalmente sereno. No sé en qué estado estaba su organismo, no aparentaba estar bajo efectos del alcohol, el comportamiento dejó mucho que desear”, dijo el oficial el 3 de abril del 2019.

Sandí comentó que de lo poco que dijo el conductor en aquella ocasión fue: “Ese se murió, después nace otro”.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.