Cuatro de los sentenciados quedaron con pena máxima

 14 marzo, 2014

El Tribunal Penal de Alajuela condenó a seis hombres por el delito de secuestro extorsivo de una mujer y su hijo, hecho ocurrido a mediados de abril en una vivienda ubicada en El Roble de Alajuela.

Los jueces dictaron 71 años de prisión contra dos hombres de apellido Ugalde (padre e hijo) e igual pena contra otro sujeto de apellido Rojas.

Lo anterior por dos delitos de secuestro extorsivo y uno de privación de libertad en perjuicio de la mujer, de apellido Herrera, y de su hijo, de apellido Argüello. A esos tres imputados se les condenó también por tres robos agravados en perjuicio de otras personas.

La pena máxima en nuestro país es de 50 años por lo que, pese a que la condena fue por más años, se les readecuó a esa cantidad.

Lo mismo se hizo con otro sentenciado de apellido Trigueros, a quien dictaron 51 años, tras encontrársele responsable de los dos secuestros, privación de libertad y tres robos agravados.

El OIJ tomó huellas y otras evidencias en la casa ubicada en barrio Fiestas del Mar en El Roble de Puntarenas, donde se retuvo a la mujer y a su hijo.
El OIJ tomó huellas y otras evidencias en la casa ubicada en barrio Fiestas del Mar en El Roble de Puntarenas, donde se retuvo a la mujer y a su hijo.

Otro hombre de apellido Chavarría tuvo una sentencia de 25 años de prisión por los dos delitos de secuestro extorsivo. Por último, se sentenció a otro sujeto de apellido Mata a 15 años de prisión como responsable de un delito de secuestro extorsivo.

El día del secuestro, los sujetos ingresaron violentamente a la casa de las víctimas, a tempranas horas, con pasamontañas y armas y se llevaron a Herrera y a su hijo, quienes aparentemente fueron golpeados y amordazados, además.

Los delincuentes usaron el vehículo de la familia y, horas después -mediante llamadas telefónicas- exigían el pago de ¢200 millones a cambio de la liberación de ambos.

Dos días después los sujetos liberaron a la mujer tras el pago de dinero, mientras que cuatro días después el hijo logró escapar de los secuestradores.

Los sospechosos fueron capturados por agentes judiciales en un amplio operativo realizado el 24 de mayo del 2012 en Alajuela y Puntarenas.

La sentencia se dictó el pasado viernes 7 de febrero.