Por: Carlos Láscarez S., Hugo Solano.   30 mayo
Ver más!

Un colombiano identificado como Gabriel Gómez Pineda, de 30 años, fue asesinado de múltiples balazos la noche de este miércoles por dos gatilleros que viajaban a bordo de una motocicleta.

El crimen se registró a las 8:45 p. m. en San Gabriel de Calle Blancos, específicamente frente a la compañía Accesos Automáticos, en el sentido Calle Blancos- La Uruca.

De acuerdo con información brindada este jueves por el Organismo de Investigación Judicial, Gómez tenía once años de vivir en Costa Rica y actualmente residía en Rohrmoser, Pavas. Era oriundo de Medellín.

La víctima aparece con antecedentes por los delitos de tenencia de droga, conducción temeraria, y tenencia y accionamiento de armas de fuego.

Actualmente, según la Policía Judicial, se dedicaba a distribuir mercadería que expenden vendedores ambulantes y algunos comercios josefinos, entre estos alimentos, cargadores y audífonos.

Al momento del ataque, él se desplazaba solo a bordo de un automóvil BMW X6, modelo 2014, valorado en ¢33 millones. Detrás suyo, al parecer, viajaban varios allegados en un automóvil Kia, donde iba un niño.

Se presume que el crimen se debió a un ajuste de cuentas pues no le robaron ninguna pertenencia. Gómez tenía su billetera y joyas.

En el sitio se encontraron ocho casquillos calibre nueve milímetros y dentro del vehículo cuatro balas deformadas.

Con este crimen llegan a 260 los homicidios del 2018, 35 más que para el mismo periodo del año pasado.

Varios casquillos y vidrios quebrados de otros carros impactados quedaron en la escena. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
‘Lo que hice fue agacharme’

Producto del tiroteo, al menos otro vehículo que circulaba en el mismo sentido resultó afectado.

"Se escucharon bastantes detonaciones y una bala se incrustó en la ventana trasera de mi carro. En ese momento lo que hice fue agacharme. Lo que pude ver fue a dos muchachos con casco que siguieron en línea hacia el oeste", explicó el conductor Wálter Abbott.

Lugareños manifestaron que se escucharon entre nueve y diez detonaciones, por lo que salieron a observar de que se trataba. Coincidieron en que la víctima viajaba solo.

Enrique Arguedas, subdirector de la Fuerza Pública, indicó que como sospechosos del crimen figuran dos hombres que viajaban en una motocicleta.

"Nosotros llegamos, resguardamos escena y tratamos de recopilar a los testigos. En el sitio quedaron varios casquillos de pistola calibre 9 milímetros. Hubo otros vehículos particulares que resultaron impactados. Hoy estábamos en un megaoperativo policial, enfocado en centros de ciudad y trabajando el tema de delitos contra la propiedad. Ahora, con este incidente cambia la perspectiva en este sector", aseveró Arguedas.

Al sitio también se presentó el ministro de Seguridad, Michael Soto, quien se retiró del lugar tras permanecer durante 10 minutos.