Marco Marín. 8 diciembre
Los policías hallaron a Romero escondido en una quebrada ubicada en un lote baldío cercano. El sospechoso fue puesto a las órdenes del Ministerio Público. Foto: cortesía Municipalidad de Escazú
Los policías hallaron a Romero escondido en una quebrada ubicada en un lote baldío cercano. El sospechoso fue puesto a las órdenes del Ministerio Público. Foto: cortesía Municipalidad de Escazú

Dos ciudadanos ayudaron a evitar un posible feminicidio, luego de observar a una mujer que caminaba por la acera con un hombre, expareja de ella y quien la tenía amenazada con un cuchillo.

El incidente se registró la noche de este viernes a 100 metros de calle Chirca, cerca de las antiguas instalaciones del colegio Country Day School, en Escazú.

Según los reportes oficiales, la situación comenzó cuando la mujer, quien se encontraba en una pulpería cercana, fue sacada con un cuchillo pegado a su cuello por el sospechoso, identificado como Romero, nicaragüense de 44 años.

Acto seguido, el individuo, con quien la mujer tuvo una relación hasta hace unos meses, se desplazó por una aceras cercana, agarrando a su víctima y con el arma muy cerca de su cuerpo.

(Video) Acción ciudadana evitó posible feminicidio

Mientras caminaban por la acera, un padre de familia que pasó junto a ellos con su hija en brazos y acompañado por una de sus hermanas, notó la extraña situación y decidió detenerse.

Tras dejar a la bebé con su familiar, siguió a la pareja unos metros hasta que observó un forcejeo entre víctima y agresor, tras el cual la mujer logró soltarse del agarre de su atacante. En ese momento, el padre de familia junto con otro hombre que se desplazaba en un vehículo corrieron en su auxilió y asustaron al sospechoso.

Paralelamente, el sistema de video vigilancia de la Municipalidad de Escazú captó el incidente por lo cual se despacharon unidades a la escena. Al llegar los oficiales encontraron a salvo a la mujer agredida y al padre de familia que le ayudó.

Al ser abordada por los agentes, la mujer les explicó que, meses antes, había puesto fin a la relación con el sospechoso y que durante el ataque, Romero le dijo: “te voy a matar”, explicó la Municipalidad mediante un comunicado de prensa.

Una vez asegurado el bienestar de la víctima, la mujer fue trasladada a un centro médico para valorar sus lesiones. Por su parte, los policías desplegaron un operativo y hallaron a Romero escondido en una quebrada ubicada en un lote baldío cercano.

Trascendió que el agresor también tenía el celular de la mujer, evidencia que estaba en su posesión cuando fue capturado por los agentes.

El sospechoso fue puesto a las órdenes del Ministerio Público.

Preocupante epidemia

En lo que va del año, las autoridades han confirmado 24 feminicidios, uno más que en el 2017.

El pasado miércoles 5 de diciembre, el ministro de Seguridad Michael Soto compareció ante la Comisión de la Mujer de la Asamblea Legislativa e insistió en que urge una participación ciudadana más fuerte para contrarrestar esta problemática.

“En muchos de los homicidios cuando (los investigadores) hacen las entrevistas preliminares, muchos testigos dicen: ‘oímos uno gritos y que estaban discutiendo... pero en eso no hay que meterse’. Entonces es algo en lo que hay que reflexionar”, explicó el ministro.

Para el jerarca es vital el tema de las masculinidades en la educación de la niñez para cambiar esta mentalidad, al punto de que podría pensarse como una clase o curso obligatorio en escuelas y colegios.

“Queremos seguir creyendo que Costa Rica es un país pacífico, lamentablemente estamos viendo una cultura de violencia que ha sido permeada por muchas circunstancias.

“Muchos de estos eventos ocurren en la intimidad de los hogares y allí es donde tenemos todos la responsabilidad, como costarricenses, de llamar al 9-1-1” , expresó Soto.