Andrés Garita, Carlos Arguedas C.. 24 febrero
El ataque al ciclista se projudo a las 9:11 p.m. al costado este de la escuela de El Roble en Puntarenas. Fotos de Andrés Garita
El ataque al ciclista se projudo a las 9:11 p.m. al costado este de la escuela de El Roble en Puntarenas. Fotos de Andrés Garita

Un joven de 19 años que viajaba en bicicleta fue asesinado de dos balazos la noche de este sábado cuando recorría una alameda al costado este de la escuela en El Roble de Puntarenas.

El homicidio ocurrió a las 9:11 p. m. confirmó la Cruz Roja Costarricense. Cuando el personal de socorro llegó al lugar la víctima no tenía signos de vida.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificó al fallecido como Frank Carlos Miranda Herrera. Este joven habitaba a 150 metros de distancia de donde lo asesinaron y no contaba com antecedentes judiciales.

La policía informó que Miranda presentaba los impactos de bala en la cabeza y en un glúteo, disparos que le provocaron la muerte de manera inmediata.

Oficiales de la Fuerza Pública orientados por la versión de testigos, detuvieron poco después de la balacera a un sujeto de apellidos González Naranjo, de 25 años y conocido como Ñato, como sospechoso del crimem

Este sujeto fue puesto a la orden de la Fiscalía Adjunta de Puntarenas. Al implicado lo sometieron a varias pruebas, una de ellas, era determinar si tenía restos de pólvora en sus manos. Empero, no fue posible conocer el resultado de esa pericia.

González ha sido detenido en anteriores ocasiones por delitos contra la propiedad e intento de homicidio.

El móvil del asesinato no se tiene determinado pero testigos dijeron a las autoridades que los dos hombres, antes de la balacera, tuvieron una fuerte discusión.

“Yo escuche varios balazos ya que vivo cerca. Ese muchacho que asesinaron era vecino de acá mismo donde ocurrió el homicidio. Me dijeron otros vecinos que los que ocasionaron esto viajaban en bicicleta”, dijo un testigo cuya identidad no reveló por seguridad.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial de Puntarenas realizaron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo a la Medicatura Forense en San Joaquín de Flores, Heredia. Asimismo, se encargaron de recoger varias evidencias balísticas que se encontraban en el lugar.