16 enero, 2009
 Juan Pablo Díaz (de pie) seguía ayer en libertad. Lo defendieron los abogados privados Juan Diego Acuña, Henry Vega y Alfonso Ruiz. | ARCHIVO
Juan Pablo Díaz (de pie) seguía ayer en libertad. Lo defendieron los abogados privados Juan Diego Acuña, Henry Vega y Alfonso Ruiz. | ARCHIVO

Un chofer perdió su licencia de conducir durante los próximos 15 años por matar a un joven cuando conducía borracho, según confirmó anteayer el Tribunal de Casación Penal de San José.

El imputado, a quien identificaron como Juan Pablo Díaz, además descontará cinco años de prisión por homicidio culposo.

Este hombre fue sentenciado el 21 de febrero anterior por el Tribunal de Juicio de Goicoechea.

Sus abogados apelaron el fallo pues alegaron que lo condenaron “por lo sentimental y no por lo procesal”.

Díaz atropelló, la noche del 4 de diciembre del 2004, a Sergio Pablo Villaseñor, de 20 años, frente al centro comercial Plaza del Sol en Curridabat, San José.

El joven murió horas después en el Hospital Calderón Guardia.

De acuerdo con informes policiales, el chofer conducía ebrio. Regresaba de una fiesta, precisaron las autoridades.

Díaz estaba libre, pero, según el fallo del Tribunal de Casación, deberá presentarse ante Adaptación Social, del Ministerio de Justicia, para descontar los cinco años que le impusieron.