Fuerza Pública dijo que ladrones escaparon a bordo de una motocicleta

Por: Carlos Láscarez S. 12 diciembre, 2015

Un chancero de 64 años permanece grave en el Hospital San Juan de Dios, en San José, luego de ser baleado este viernes por dos asaltantes que lo despojaron de varios billetes de lotería.

El ataque ocurrió a eso de las 4:30 p. m., frente a la parada de buses de Puntarenas, en barrio Los Ángeles, en el momento en que el señor estaba solo.

El vendedor de lotería fue identificado como Fernando Ortiz, conocido como Fernandel, confirmaron otros colegas, quienes suelen vender en las inmediaciones de la Junta de Protección Social de San José.

El herido, junto a un hermano gemelo, labora en el lugar desde hace más de 20 años.

Agentes judiciales llegaron hasta la parada de Puntarenas para esclarecer el ataque contra el chancero de 64 años.
Agentes judiciales llegaron hasta la parada de Puntarenas para esclarecer el ataque contra el chancero de 64 años.

José Zúñiga, paramédico del Comité Metropolitano y Servicios de Rescate (Comser) de la Cruz Roja, manifestó que a su arribo confirmaron que había una persona herida, la que presentaba dos balazos en el tórax y el abdomen, por lo que su condición era bastante crítica.

“Presentaba impactos de entrada y salida. El reporte inicial indicaba que se manejaba como un asalto en el lugar. Durante el traslado, el paciente decía que le dolía mucho y que le faltaba un poco el aire”, manifestó Zúñiga.

José Domingo Cruz, director regional de la Fuerza Pública de San José, comentó que, al parecer, los asaltantes huyeron del lugar a bordo de una motocicleta con rumbo desconocido y, que de momento, no había detenidos.

Indignados. Al enterarse del atraco del que fue víctima Ortiz, chanceros que aún permanecían fuera de la Junta externaron su enojo, al punto de que lanzaron una advertencia a los antisociales que andan asaltando.

“Tenemos sed de venganza por lo que hicieron con el compañero. Ellos son conocidos como los Gemelos y son buenas personas. Creemos que los asaltantes son jóvenes que escaparon hacia barrio Cuba o el Pochote”, dijo un vendedor, quien por seguridad prefirió no revelar su identidad.

Este, junto a otros dos chanceros, dijeron que están muy bien organizados, hasta con armas pesadas para evitar que les roben.