Eillyn Jiménez B., Keyna Calderón y Fernando Gutiérrez, corresponsal GN.   30 marzo
El OIJ allanó la vivienda de un joven de apellido Sánchez, investigado por la desaparición de Allison Bonilla. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN

Un vecino de Ujarrás de Paraíso, Cartago, es investigado por la desaparición de Allison Pamela Bonilla Vásquez, cuyo paradero se desconoce desde la noche del 4 de marzo anterior.

La Fiscalía Adjunta de Cartago detalló que los allanamientos desplegados este domingo durante la tarde y noche en una casa de la zona son parte de las diligencias del caso.

Según la institución, ahí habita un hombre de apellidos Sánchez Ureña, de 28 años, quien figura como investigado dentro del expediente 20-000825-058-PE.

“Sánchez es investigado en la causa abierta por la desaparición de Allison Bonilla. El operativo tenía como fin ubicar alguna prueba que permitiera determinar el paradero de la joven; sin embargo, debido a que el caso está en una etapa que es privada, en apego al artículo 295 del Código Procesal Penal, no es posible brindar ningún otro detalle”, explicó el Ministerio Público.

Por su parte, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que durante la diligencia, hecha después de recibir información confidencial, no se encontró ningún indicio “importante o relevante” para el caso.

Precisaron que se hizo un rastreo con un perro y que una bióloga forense se encargó de otras pericias.

Además, afirmaron que no se ubicaron rastros de aparente sangre, por lo que se descartó el uso de luminol en el inmueble.

Yendry Johanna Vásquez Cordero, madre de Allison, descartó que Sánchez participara en algún momento en la búsqueda de su hija.

Ver más!

Única pista

Allison Bonilla, de 18 años, fue vista por última vez el 4 de marzo, cuando se dirigía a su casa.

Desde entonces, las autoridades se han enfocado en su caso.

Los primeros días se hicieron constantes recorridos hechos por la zona, pero hasta ahora solo se han encontrado unos anteojos medicados de ella, quien antes de desaparecer alertó a su novio de que dos sujetos la venían persiguiendo.

En tanto, la Policía Judicial afirmó, semanas atrás, que no pueden asegurar si está viva o muerta. Tampoco entienden el móvil de la desaparición.

Lo único que se tiene es un audio que la muchacha le mandó a su novio, Harold Segura Solano, la noche que desapareció, donde le decía que unos “pintiticas“ la perseguían.

#related

Justamente, hay un video en el que se observa a la muchacha caminar de forma apresurada hacia su vivienda. Sin embargo, en el extracto de grabación que circuló no se ve a nadie detrás suyo.

El pasado 12 de marzo, en entrevista con La Nación, Segura dijo que lamentaba no haberle insistido a Bonilla a tomar un taxi para que se devolviera a su casa.

Esa noche, ella se fue para la casa de él luego de que le cancelaran las clases en el colegio nocturno de Cachí.

Según el OIJ, la muchacha vestía un jeans azul, una camisa blanca con mostaza y unas tenis blancas.

En caso de tener alguna información sobre el paradero de Bonilla, la población puede comunicarse al Centro de Información Confidencial del OIJ mediante el número 800-8000-645 o al WhatsApp 8800-0645.