Crímenes

Baleado en San Carlos era exconvicto de la banda Los Mininos, primeros en llevar éxtasis al Caribe

Motorizados entraron a vivienda en poblado rural de Florencia y lo asesinaron frente a su pareja

Mudarse hacia otra zona rural del país no le resultó a Castro Myrie, quien recibió tres balazos en esta casa que alquilaba en San Juan de Platanar, San Carlos. Foto: Edgar Chinchilla.

El OIJ investiga como un ajuste de cuentas el asesinato de Geancarlo Castro Myrie, de 25 años, quien recibió tres balazos entre la cabeza y hombros cuando motorizados llegaron hasta un poblado rural de Florencia en San Carlos, donde el joven exconvicto alquilaba desde hace un mes.

Castro era un “viejo conocido” de la Policía Judicial, pues en junio del 2016 lo habían detenido muy cerca de su natal Pococí, como parte de una banda liderada por un hermano de él. Ambos hermanos y dos cómplices más aceptaron los cargos para someterse a un proceso abreviado y evitar así ir a juicio, lo que les permitió optar por una pena de cárcel más baja.

En ese entonces el actual ministro de Seguridad, Michael Soto, era jefe de la Oficina de Planes y Operaciones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y alertó sobre esa banda, en el sentido de que era la primera vez que se detectaba el trasiego de éxtasis en los cantones caribeños de Guácimo y Pococí. A la banda le decomisaron 30 dosis de éxtasis, armas, municiones y varias dosis de marihuana.

La banda era conocida como Los Mininos y luego de ocho meses de seguirle la pista, los agentes del Servicio Especial de Respuesta Táctica (SERT) los detuvieron durante cuatro allanamientos realizados en Río Jiménez de Guácimo, Limón.

El hombre asesinado este lunes era el más joven de la agrupación delictiva en la que, además de su hermano, estaba un sujeto de apellido Fernández Gallegos, apodado Ceviche y otro de apellidos Douglas Douglas.

Luego de su captura, el 9 de junio del 2016, el Juzgado Penal de Pococí ordenó cuatro meses de prisión preventiva en contra de los encartados, quienes el 29 de marzo del 2017 se acogieron a un proceso especial abreviado aceptando los cargos por infracción a la ley de psicotrópicos y negociaron una pena de prisión de siete años para cada uno, según consta en la resolución judicial N.º 00698 - 2017 del 9 de Junio del 2017.

Así las cosas, Geancarlo Castro Myrie, ya había salido de prisión al cumplir más de la mitad de la pena y tenía su lugar de residencia en Río Jiménez de Guácimo. Luego, por razones que se investigan, se fue a vivir a San Juan de Platanar en Florencia, donde fue ultimado por motorizados que le dispararon frente a su compañera sentimental, la cual resultó ilesa.

Los pistoleros llegaron hasta la propia casa y como la puerta estaba abierta, ni siquiera tuvieron que forzarla para entrar, disparar y luego huir de la misma forma en que llegaron.

El OIJ recolectó varios casquillos y realizó otras pesquisas en el lugar para tratar de dar con los asesinos.

El fallecido era padre de tres hijos menores de edad, dos de los cuales nacieron mientras él estaba preso.

En los primeros 39 días de este año el OIJ registra un total de 63 asesinatos, cinco más que en igual periodo del 2021.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.