Carlos Arguedas C..   8 marzo
El vehículo se salió de la carretera y quedó frente al salón comunal de El Jobo. Foto cortesía

Un comerciante fue asesinado a balazos este viernes cuando viajaba en un vehículo tipo pick-up, junto a un hijo y otro hombre que resultaron heridos.

El ataque se produjo a las 12:44 p. m. en la comunidad de El Jobo, en La Cruz de Guanacaste, confirmaron la Cruz Roja Costarricense y el Ministerio de Seguridad Pública.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificó al fallecido como Carlos Enrique Montiel García, de 49 años. Presentaba tres impactos de bala distribuidos en brazo izquierdo y el tórax. Este hombre se dedicaba al comercio y era el administrador del bar y restaurante El Cenízaro, ubicado en El Jobo.

Los heridos son su hijo Moisés Montiel Cortés, de 27 años, con un impacto en el cuello y Sergio Nazareno Cárdenas, de 27 años. Este hombre, de nacionalidad nicaragüense, tenía un balazo en un glúteo.

Los dos heridos fueron llevados primero a la Clínica de La Cruz y posteriormente al Hospital Enrique Baltodano Briceño, de Liberia.

Ninguna de las víctima tenía antecedentes policiales, comunicó la Policía.

Recuento

De acuerdo con los informes oficiales, la alerta del ataque se recibió por medio del Sistema de Emergencias 9-1-1 y daba cuenta de que desde una motocicleta habían disparado a un vehículo y que el carro se había salido de la carretera.

Cuando llegaron las unidades tanto policiales como de la Cruz Roja, encontraron al conductor semiacostado en el asiento delantero sin signos por lo que fue declarado fallecido. Los dos heridos estaban fuera del carro pues ya habían sido auxiliados por vecinos.

El pick-up se salió unos siete metros de la calle y quedó a muy corta distancia de las instalaciones del salón de la comunidad de El Jobo.

Oficiales de la Fuerza Pública ejecutaron un cierre de carreteras para tratar de localizar a los responsables del ataque.

El operativo sirvió para que poco después fuera localizada la motocicleta en playa Papaturro de La Cruz, a unos cinco kilómetros de distancia del sitio de la balacera. El vehículo fue incendiado.

Agentes del OIJ de Liberia se hicieron cargo del levantamiento del cuerpo, así como de la recolección de la evidencias balísticas. El pick-up presentaba impactos principalmente en la puerta y el vidrio del conductor.

Información actualizada a las 5:30 p. m. con información del OIJ

El informe policial dio cuenta de que los disparos los hicieron desde una motocicleta. Foto cortesía.