Por: Carlos Arguedas C..   19 abril, 2016
Carolina Fonseca y Franklin Villalobos, padres de Alexánder Villalobos, en su casa en San Isidro de Heredia. Dijeron que su único interés es que Colombia agilice el trámite de repatriación del cuerpo. | JOSÉ DÍAZ.

La auptosia a un consultor financiero costarricense, quien murió el pasado 9 de abril en Bogotá, Colombia, tras realizarse un procedimiento médico para bajar de peso, reveló que la muerte fue homicidio por asfixia y no por la cirugía estética.

El fallecido es el tico Alexánder Villalobos Fonseca, de 26 años, cuyo cuerpo aún permanece en el país suramericano, por atrasos en documentos que debe aportar el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia.

La revelación de que se trató de una muerte violenta fue comunicado a la familia el miércoles pasado y consta en el acta de defunción emitida por el Instituto de Medicina Legal de Colombia, informaron Noticias RCN y Noticias Caracol , de Colombia, en las ediciones digitales.

Angustia. Franklin Villalobos Vega, padre del tico, contó que su hijo reside en Panamá desde hace siete años y que viajó a Bogotá para practicarse un procedimiento llamado balón gástrico (consiste en introducir una esfera en el estómago para reducir el consumo de alimentos).

La cirugía se hizo el viernes 8 de abril en un clínica y luego el joven se fue para un hotel con un compañero de trabajo y una enfermera. “Mi nuera estuvo hablando por internet con él y dijo que estaba bien”, relató.

Agregó que, inicialmente, se creyó que el deceso se debía a circunstancias de orden médico, aunque dijo que Alexánder no sufría de ningún padecimiento.

“La investigación dio otro giro cuando los exámenes médico legal dijeron que la causa del fallecimiento fue ‘muerte violenta’. La investigación policial apenas está en la etapa inicial” dijo Villalobos.

Agregó que el pasaporte de su hijo estuvo tres días extraviado y fue recuperado por la Policía. Asimismo, comentó que lo despojaron de las joyas y le sacaron el dinero, pues se perdieron las tarjetas de algunos bancos.

Franklin Villalobos prefirió no especular sobre lo que pudo sucederle a su hijo en el hotel, pues enfatizó que el deseo de la familia es poder traer el cuerpo de Alexánder para darle sepultura. Esta familia es originaria de San Isidro de Heredia.