Hugo Solano C.. 12 mayo, 2018
Oficiales del grupo motorizado Los Linces, de la Fuerza Pública custodiaron la escena y participaron del operativo de búsqueda en Cinco Esquinas. Foto: Gesline Anrango.
Oficiales del grupo motorizado Los Linces, de la Fuerza Pública custodiaron la escena y participaron del operativo de búsqueda en Cinco Esquinas. Foto: Gesline Anrango.

El uso de motocicletas por parte de asesinos sigue vigente y la tarde de este sábado dos individuos acabaron con la vida de un hombre identificado como José Alberto Castillo Jarquín, de 22 años.

El hombre caminaba por la acera que está frente al súper La Amistad, 200 metros al oeste de la clínica Clorito Picado en Cinco Esquinas de Tibás, cuando fue asesinado de varios disparos en la cabeza.

Según las primeras versiones de la Policía Judicial, los asesinos llegaron por detrás y habrían disparado con un arma en apariencia 9 mm.

Larson Alemán, subdirector regional de la Fuerza Pública en San José, relató que al recibir la alerta por medio del sistema 9-1-1 realizaron un operativo en las inmediaciones, pero no se pudo tener pistas de los asesinos.

Rita Rodríguez, de la Cruz Roja, informó que cuando llegaron los socorristas de León XIII al lugar, ya no había nada que hacer por el hombre, que presentaba múltiples disparos en la cabeza. La alerta les fue comunicada a las 2:45 p. m.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llegaron a eso de las 3 p. m. al sitio para buscar evidencias y proceder con el levantamiento del cuerpo.

Castillo era oriundo de San José y vecino de Cinco Esquinas, cerca de donde lo asesinaron. Era soltero y padre de un niño de cuatro años.

En el sitio hay varias cámaras de seguridad, dos de ellas del supermercado, las cuales podrían dar pistas a los agentes del OIJ sobre quiénes son los homicidas.

El móvil del asesinato se desconoce.

El lunes pasado hubo otro asesinato en Tibás, donde perdió la vida el mecánico Luis Paulino Marín Aguilar, de 25 años.

La madrugada de este sábado, en Barranca de Puntarenas, dos sujetos en moto abrieron fuego contra Rolando Fonseca Cortés, quien recibió un balazo en la cara y murió en el hospital de Puntarenas.

Aunque en el 2015 el OIJ había presentado un proyecto para evitar que dos personas viajaran en una misma moto, la iniciativa no prosperó.

La iniciativa fue presentada por el director del OIJ de ese entonces, Francisco Segura, para tratar de reducir los homicidios y asaltos perpetrados por individuos que se desplazan en esos vehículos.

Lo anterior ya que para un solo ocupante de moto, es más complicado manipular el arma y escapar con tanta facilidad de la escena.

También se buscaba que la placa de la moto estuviera inscrita en el chaleco de las personas que iban a bordo.