30 oficiales lo rastrean por el sector montañoso, entre Bribrí y Sixaola

Por: Carlos Arguedas C. 17 octubre, 2014
La Policía mantuvo cerrado el acceso a la parcela donde fueron localizados los cadáveres de los dos muchachos en Llano Grande de Paraíso. El levantamiento de los cuerpos se hizo ayer, a las 5:42 p. m. Familiares y amigos llegaron para conocer detalles sobre lo sucedido, pero en el sitio los informes eran muy escuetos. | RONNY JAÉN
La Policía mantuvo cerrado el acceso a la parcela donde fueron localizados los cadáveres de los dos muchachos en Llano Grande de Paraíso. El levantamiento de los cuerpos se hizo ayer, a las 5:42 p. m. Familiares y amigos llegaron para conocer detalles sobre lo sucedido, pero en el sitio los informes eran muy escuetos. | RONNY JAÉN

Bribrí (Talamanca). Un individuo, a quien la Policía vincula con al menos tres homicidios y la desaparición de otros hombres, es objeto de una intensa búsqueda en el sector montañoso entre Bribrí y Sixaola de Talamanca, Limón.

Bribri
Bribri

El operativo, que ejecutan más de 30 oficiales de la Fuerza Pública y del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), se inició ayer, luego del hallazgo de las dos últimas víctimas, hecho que causó temor entre los pobladores.

Los fallecidos fueron José Luis Torres Torres, de 21 años, y José García García, de 23. Ambos estaban semienterrados en una fosa en Llano Grande, un pequeño poblado de Paraíso, en Talamanca. Presentaban múltiples heridas provocadas con arma blanca,

Los hombres desaparecieron el lunes, cuando fueron a limpiar una parcela sembrada con plátano. La Policía no tenía claro el móvil de este doble asesinato.

Historia. Este caso se comenzó a aclarar el martes, poco después de las 6 p. m., cuando un joven se presentó ante la Fuerza Pública de Bribrí y contó que los desaparecidos fueron asesinados y que él sabía dónde estaban los cuerpos.

Gustavo Mata, viceministro de Seguridad, manifestó que esa persona guió ayer a la Fuerza Pública y el OIJ hasta donde estaban los cadáveres.

Francisco Segura Montero, director del OIJ, comentó que el testigo narró que el martes mientras laboraba en un parcela cercana a donde iban a trabajar Torres y García, llegaron dos individuos con armas de fuego, lo amenazaron, lo obligaron a internarse en la montaña, hasta un lugar donde tenían a dos muchachos amarrados con cadenas y mecates a un árbol. En ese sitio había un tercer hombre.

En su declaración a la Policía, el informante dijo que los jóvenes presentaban heridas con arma blanca en varias partes de los cuerpos. Asimismo, contó que uno de los sujetos, quien parecía el líder, le ofreció un cuchillo y le pidió que matara a uno de los muchachos.

El testigo dijo que él se negó, por lo que uno de los tres hombres tomó el cuchillo y mató a los muchachos, al causarles heridas en el cuello. Posteriormente, los enterraron.

El testigo logró huir del sitio, pero la Fuerza Pública se reservó la forma en que lo dejaron libre.

El OIJ y la Fuerza Pública, con fundamento en ese relato y otros informes, identificaron a los sospechosos, quienes son de apellidos Elizondo, de 40 años (líder), Gómez y Castillo, ambos de 18.

Elizondo es investigado por el asesinato del finquero Rafael José Molina Rojas, el 11 de setiembre pasado, en una zona montañosa en Suerre de Jiménez, Pococí, Limón.

También se indaga por la desaparición de los agricultores Santiago Gerardo Campos Oviedo, de 57 años, y Gonzalo Laguna Vega, de 59. Ambos vecinos de Suerre.

Anoche, poco después de la 6 p. m., fueron atrapados Gómez y Castillo en la comunidad de Margarita, luego de una balacera.

Gustavo Mata, quien confirmó el hecho, manifestó que Elizondo logró escapar. Colaboró: el corresponsal Reiner Montero

Etiquetado como: