Ángela Ávalos. 26 septiembre, 2018

La acusación contra el único imputado en el asesinato de la turista española Arancha Gutiérrez López, sucedido el 4 de agosto, en Tortuguero, Pococí, Limón, estaría lista a final de este año.

El fiscal adjunto de Pococí, José Francisco Mena, aseguró en un comunicado de prensa que la investigación del homicidio avanza satisfactoriamente.

Por este caso se abrió el expediente 18-022092-042-PE contra el único imputado, de apellidos Díaz Hawkings, quien descuenta seis meses de prisión preventiva desde el pasado 15 de agosto.

Su captura se realizó luego de que un informe de la policía judicial reveló la presencia de fluidos biológicos de Díaz Hawkings en el cuerpo de Arancha López Gutiérrez, de 30 años.

En la investigación de este crimen participa un grupo interdisciplinario, dirigido por la Fiscalía Adjunta de Pococí.

Arancha Gutiérrez López fue asesinada en Tortuguero el sábado 4 de agosto. Foto: tomada de Facebook

“Estamos desarrollando grandes esfuerzos para que la acusación en contra de esta persona que tenemos como imputada esté lista, a más tardar, en los próximos dos meses”, precisó Mena.

Sin entrar en detalles, Mena dijo que las pesquisas son de diferente naturaleza y se relacionan con la reconstrucción de los hechos que llevaron a la muerte de la turista española.

El cuerpo de López fue encontrado por su esposo, quien la salió a buscar debido a su tardanza para regresar al hotel donde se hospedaban, en Tortuguero.

La mujer fue estrangulada el 4 de agosto, luego de salir a correr por senderos de Tortuguero, en Pococí, Limón.

En las uñas de sus manos aparecieron rastros de piel que corresponden con las muestras tomadas al único sospechoso del homicidio.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó también el hallazgo de coincidencias entre el ADN de Díaz Hawkings, y la saliva encontrada en los senos de la víctima.

La misma mañana del 4 de agosto, el sospechoso fue detenido.

Ese primer fin de semana de agosto, otra turista apareció asesinada en playa Carmen, en Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas.

Se llamaba María Trinidad Matus Tenorio y tenía 25 años. Murió ahogada el domingo 5 de agosto, en la madrugada.