Fuerza Pública lo sorprendió este domingo en Puntarenas

Por: Hugo Solano C. 13 abril, 2015

Oficiales de la Fuerza Pública detuvieron un vehículo que transportaba 1.800 litros de combustible sin las medidas de seguridad requeridas, cerca de la sede central del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) en barrio El Cocal, Puntarenas.

La Policía le pidió ayer domingo al conductor de un camión que se detuviera y mostrara el producto que trasladaba.

Fue así como descubrieron que el hombre, de apellido Mora, trasladaba 30 pichingas con 60 litros cada una, para un total de 1.800 litros de combustible, al parecer gasolina.

Debido a que el traslado del combustible se realizaba sin cumplir las normas mínimas de seguridad, se procedió a coordinar con la Fiscalía y el fiscal ordenó la detención del conductor y el decomiso del combustible y el camión.

Las autoridades decomisaron el camión e investigan el origen y el destino que tenían las 30 pichingas de combustible que iban en este vehículo.
Las autoridades decomisaron el camión e investigan el origen y el destino que tenían las 30 pichingas de combustible que iban en este vehículo.

La oficina de prensa del Ministerio Público informó que la Fiscalía de Puntarenas tramita la causa contra Mora, como sospechoso del delito de tenencia de material explosivo. Ese delito tiene una pena de dos a cuatro años de prisión, según establece el artículo 252 del Código Penal.

El origen del combustible y su destino quedaron en investigación.

El hombre a quien también le decomisaron $400 en efectivo, fue indagado la mañana de este lunes y está a la espera de la audiencia.

La legislación vigente sólo permite el transporte de combustible en cisternas debidamente autorizados, para velar por la seguridad y salud de la población.