Sucesos

Barco pesquero lleva un mes desaparecido

Familiares piden a las autoridades nacionales ir en su búsqueda

Puntarenas. La falta de noticias de la embarcación Primero III aumenta la zozobra para la familia de los cinco pescadores que zarparon el 1.° de junio de este puerto.

"Ninguna otra embarcación la ha divisado, ni vía radio da muestra alguna de que sigue en altamar", manifestó Edwin Cantillo, oficial del Servicio Nacional de Guardacostas.

En la embarcación viajan Jonathan Marchena, capitán, y los marineros Jorge Gómez, Julio Rivera y Pablo Rivera, y un quinto solo conocido como Jaime.

La angustia no es para menos, así lo expresó Rosalba Duarte Martínez, esposa del primero.

"Ya son muchos días y no hay nada positivo. Lo que queremos es que salgan desde aquí a buscarlos, pero desde aquí; si se ponen a esperar que alguien reporte algo, no aparecerán", dijo la mujer.

"Son seres humanos, espero que se pongan la mano en el corazón y los busquen, y le pido a Dios que los guarde donde sea que estén ellos", agregó la mujer, acompañada de sus hijas Frany, Yasdania y Keyderín Marchena Duarte, de 7, 10 y un año, respectivamente.

Aseguró que conserva la esperanza y la fe en Dios de que van a aparecer, pero para lograrlo necesitan la ayuda.

Clamor familiar. La incertidumbre la viven también la madre y hermanas del pescador Jorge Gómez, quienes a diario esperan ver la llegada de su familiar.

"El sábado pasado fuimos a Guardacostas y nos explicaron que se estaban comunicando vía radio con otras lanchas, pero que nada. Lo que queremos es que los busquen como debe de ser; lo peor es que nadie en altamar los ha visto, eso es como si la tierra se los hubiera tragado, pero tenemos la esperanza de que aparezcan", expresó Marta Arce, hermana.

Ellos se enrumbaron a pescar cerca de las islas Galápagos, Ecuador, pero diez días después de su salida se perdió la comunicación. De inmediato, Juan Carlos Pérez, dueño del barco, a acudió por ayuda a los guardacostas.

Según Edwin Cantillo, se ha mantenido contacto por radio con países como Colombia, Ecuador y Panamá para tratar de localizar la embarcación.

Además, dijo, desde el jueves pasado están recibiendo el apoyo de una persona experimentada y privada que posee medios de comunicación y tecnología satelital para la búsqueda, pero aún no hay nada positivo.

"Lo preocupante no es el tiempo que ha pasado, es el hecho de que la embarcación se encuentre incomunicada desde hace ya 26 días. A esta altura, ya la suerte de ellos es incierta", declaró.

Insistió en que las autoridades ticas ya descartaron en las capitanías ecuatorianas y de otros países del área la posibilidad que el Primero III estuviera detenido con sus tripulantes.