Sucesos

Autoridades regulan evacuación en Anonos

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y la Municipalidad de Escazú ordenaron regular la evacuación a un albergue, en esa localidad, de las personas afectadas en el bajo Los Anonos, en San José.

El traslado se debe a que el miércoles de la semana pasada, a las 11 p. m., el río Virilla se desbordó y destruyó unas 12 viviendas en la calle Las Quebradas.

Sin embargo, según Marco Antonio Segura, alcalde de Escazú, algunos vecinos que no se vieron afectados por la inundación se hicieron pasar por damnificados para ingresar al albergue.

Segura explicó que, a raíz de eso, personal de varias entidades, como la Universidad de Costa Rica, se desplazaron al sitio desde ayer para censar a la población y, así, evaluar los daños y determinar cuáles son las familias que deben ser evacuadas y trasladadas al albergue.

“Lo que se hace es una filtración para clasificar quién necesita realmente ser trasladado al albergue, que está en la Escuela Benjamín Herrera, en Escazú”, apuntó.

Ayuda. Arnoldo Villalta, presidente del comité de vecinos del Bajo Los Anonos, señaló que desde el miércoles no tenían agua ni electricidad, pero ayer en la mañana fueron restablecidos estos servicios.

Villalta agregó que como no han recibido ningún tipo de ayuda, tuvieron que organizarse para preparar alimentos en una cocina de leña improvisada para dar de comer a los vecinos afectados.

En la Escuela Benjamín Herrera permanecen unas 50 familias de la calle Las Quebradas, así como otros damnificados por el derrumbe en la calle Lajas, en San Antonio de Escazú. Este albergue tiene capacidad para 190 personas.