Carlos Arguedas C., Édgar Chinchilla.   1 mayo
En este automóvil viajaba el niño que perdió la vida. El accidente se produjo este sábado a las 6:37 a. m. en el cruce de Muelle, en Florencia de San Carlos. Foto: Édgar Chinchilla

Un niño de cuatro meses perdió la vida, este sábado, durante un triple choque ocurrido en el cruce en Muelle, de Florencia de San Carlos, Alajuela.

De acuerdo con la información preliminar, el menor fallecido viajaba en el regazo de su madre en el asiento delantero de uno de los vehículos involucrados en el percance.

La Cruz Roja Costarricense y el Cuerpo de Bomberos reportaron que el accidente ocurrió, a las 6:37 a. m., cuando el automotor colisionó con otro automóvil y una motocicleta.

Ver más!

Al parecer, debido a la fuerza del impacto el niño se le soltó de los brazos de la madre y se golpeó contra el parabrisas.

La Cruz Roja confirmó que cuando llegaron al lugar, el menor estaba fallecido debido a los golpes que recibió.

En el sitio se tuvo que atender a otras siete personas que, aunque recibieron golpes leves, presentaban un fuerte impacto emocional.

Solo una mujer debió ser trasladada al Hospital San Carlos para su valoración y descartar una posible fractura.

Causa del suceso

Tanto testigos como autoridades dijeron que la triple colisión se produjo cuando uno de los automóviles no hizo el alto, en el denominado cruce de Muelle.

Allí convergen la carretera que viene de Vuelta Kooper-Chilamate y sigue hasta La Fortuna de San Carlos, con otra vía que comunica Ciudad Quesada con Los Chiles.

En el cruce tienen vía los vehículos que circulan de Ciudad Quesada hacia Los Chiles y viceversa. Los otros deben hacer alto. En el lugar hay un semáforo intermitente, que es de tipo preventivo.

Uno de los vehículos accidentados venía por la carretera Vuelta Kooper-Chilamate. Era una familia procedente de Limón que se dirigía hacia un hotel de playa en Guanacaste.

Ese auto, dijeron testigos y autoridades, debió hacer el alto.

Mientras, el automóvil en que viajaba el niño fallecido era ocupado por una familia vecina de Santa Rosa de Pocosol, de San Carlos, que se dirigía a Platanar de Florencia.

Ellos circulaban de Los Chiles hacia Ciudad Quesada.

Por su parte, la motocicleta, con dos ocupantes, estaba haciendo el alto. Ellos venían de La Fortuna e iban a doblar a la izquierda con rumbo a Santa Rosa de Pocosol.

Miltón Castellón Gutiérrez, quien tiene un puesto de ventas en el cruce, dijo que el carro que venía por la carretera Vuelta Kooper-Chilamate fue el que irrespetó la señal de alto.

“Se brincó el alto y lamentablemente se dio la colisión. De una vez me fui corriendo a rescatar las personas ahí, pero que va, ya no se pudo hacer nada más”, agregó.

Por su parte, Jorge Omar Huetes, conductor de la moto, comentó que se encontraba haciendo el alto cuando sobrevino el accidente.

“El (carro) que viene de Santa Rosa queda dando vueltas y nos da a nosotros y como eso es rápido no hay mucho que se pueda hacer”, comentó.

Huetes y su compañero de la moto salieron ilesos.

Diego Herrera, oficial de la Policía de Tránsito, indicó que la alcoholemia practicada a todos los conductores salió negativa y que la causa de la muerte del niño fue la falta de dispositivo de seguridad.

El auto en que viajaba el niño fallecido no contaba con revisión técnica ni marchamo y era conducido por un hombre de apellido Calderón.

Por su parte, el vehículo que no habría hecho el alto era manejado por un hombre de apellido Castillo.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se hicieron cargo del levantamiento del cuerpo del pequeño para trasladarlo a la Medicatura Forense.

Este es el carro que, al parecer, no hizo el alto en el cruce. A bordo viajaba una familia de Limón que se dirigía hacia Guanacaste. Foto: Édgar Chinchilla