Eillyn Jiménez B., Carlos Láscarez S.. 8 diciembre

(Video) Accidente deja cuatro heridos de gravedad

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó este sábado por la tarde que abrió una investigación por el delito de lesiones culposas tras el atropello de cinco personas en un restaurante ubicado dentro del centro comercial Plaza Los Colegios, en San Vicente de Moravia, San José.

De acuerdo con la Policía Judicial, los agentes de Inspecciones Oculares recolectaron todos los indicios necesarios en el lugar y, posteriormente, remitieron el informe a la sección Especializada de Tránsito, que se encargará de las pesquisas del caso.

“Por este caso no se reportan fallecidos, pero hubo cinco personas que resultaron heridas”, informó el cuerpo policial.

Entre los afectados hay un niño de 9 años y sus padres de apellidos Campos Córdoba y Barrantes Madrigal.

El menor se encuentra estable y fuera de peligro según confirmó el director interino del Hospital Nacional de Niños, Carlos Jiménez, quien mencionó que luego de varios estudios se determinó que el menor solo tenía una herida en el abdomen.

Agregó que el paciente permanecerá internado en el centro médico, ya que este sábado fue operado.

En tanto, su madre y su padre fueron remitidos junto con una pareja de puertorriqueños, apellidados Soto Aguirre y Mangual Cruz, a los hospitales Calderón Guardia y San Juan de Dios.

La condición actual de salud de cada uno no trascendió, pero presentaban escoriaciones varias y fracturas.

Los hechos

El viernes por la noche, un automóvil 4 Suzuki Sx4, que era conducido por un adulto mayor de 85 años, perdió el control y se incrustó en el restaurante KFC de Plaza Los Colegios, en Moravia.

El hombre, de apellidos Schmith Jarquín y quien viajaba con su esposa resultó ileso.

Además, cuando los tráficos le hicieron la alcoholemia esta resultó negativa, indicó la Policía de Tránsito.

“El señor, quien es bastante mayor, nos indicó que aparentemente se le metió un vehículo y el carro que conducía se le aceleró, por lo que no pudo dominarlo y se metió al local”, explicó el oficial de Tránsito Ronald Román.

En declaraciones al diario La Teja, una pariente del señor que prefirió mantener su identidad en reserva, dijo que se encontraban muy tristes por lo ocurrido y que estaban orando por los heridos.

Por su parte, Carlos Campos, repartidor de comida que estaba a unos metros del restaurante, dijo que el niño herido salió expulsado por el aire, luego de fue arrollado por el carro a gran velocidad.

“Había dos carros haciendo fila cuando ocurrió el accidente. Escuché al carro muy acelerado, hizo intentos de frenar y luego se metió en la venta de pollos. El conductor andaba con un zapato como ortopédico en el pie derecho. El muro de afuera lo hizo como impulsarse”, relató el testigo minutos después del percance a La Nación.

Información actualizada a las 5:27 p. m. con datos del OIJ.