Carlos Arguedas C., Alfonso Quesada. 9 marzo
El rescate del vehículo se complicó debido a que quedó en una ladera. Alonso Tenorio
El rescate del vehículo se complicó debido a que quedó en una ladera. Alonso Tenorio

La conductora de un automóvil falleció la madrugada de este lunes cuando cayó junto con su vehículo desde el puente cercano al estadio Ricardo Saprissa, en la ruta 32 que comunica San José con Limón.

El accidente se produjo a las 00:59 a. m. comunicó la Cruz Roja Costarricense.

El informe preliminar detalló que la víctima viajaba en el sentido de Tibás hacia la zona de Santo Domingo.

Por razones que se ignoran, el auto se salió de la vía y antes de entrar a la estructura del puente, se llevó una baranda metálica, pasó sobre una calle que hay debajo del puente y siguió hasta otra calle mas abajo, que es usada en la construcción de la nueva estructura. Se estima que recorrió unos 60 metros.

Las autoridades presumen que el vehículo viajaba con exceso de velocidad y no descartan que la conductora se durmiera mientras manejaba.

La víctima fue identificada por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como Giorgianella Polinaris Gutiérrez, de 29 años, vecina de Tibás, soltera y madre de una niña de seis años.

Este accidente no afectó el tránsito de vehículos pero si provocó que las obras de construcción de la estructura se atrasaran durante algunas horas, pues el rescate del cuerpo se complicó debido a que el carro quedó al borde de una ladera.

Otro fallecido

Paralelamente, la Policía Judicial informó sobre otro accidente de tránsito en el cual perdió la vida José Leonidas Picado Castro, de 21 años.

El accidente se produjo el domingo a las 9:45 p. m. en San Antonio de Sabalito de Coto Brus, Puntarenas.

Las autoridades informaron de que Picado conducía una motocicleta cuando colisionó contra un vehículo. El joven murió en el sitio del impacto.

Estos casos se unen a otras seis personas que murieron entre el viernes a domingo en accidentes de tránsito que sucedieron en diversas partes del país.

Entre destaca la muerte de tres mujeres debido a atropellos, los cuales sucedieron en Miramar de Puntarenas, en el centro de Alajuela y en Esterillos de Parrita, Puntarenas.