Accidentes

Hoy hace 50 años: Miles de niños se exponían a accidentes al frente de sus escuelas

Millares de escolares corren diariamente grave peligro de accidentes, debido a la falta de zonas de seguridad frente a los edificios escolares, publicó La Nación el 14 de marzo de 1971.

La advertencia la hizo el señor Fabio Chaves, padre de familia y funcionario del Instituto Nacional de Seguros, quien señaló la necesidad de que alguien se interese por pintar tales zonas, o de lo contrario, habrá que lamentar muy serios accidentes.

Pese a los insistentes llamados que los padres de familia y las propias autoridades educativas han venido haciendo en este sentido, la verdad es que a nadie le ha interesado ponerse a pintar las zonas de seguridad, y mucho menos colocar semáforos para peatones frente a los edificios escolares.

El señor Chaves lanzó un llamamiento a la iniciativa privada, con el objeto de que ésta colabore económicamente en la obra mencionada, la cual sería de elevado beneficio para toda la población.

La situación es todavía más grave en las escuelas ubicadas en el centro de la ciudad capital, donde hay gran afluencia de tránsito y muy pocas vías de acceso.

Los tumultos de vehículos y de escolares que allí se forman son grandes y en realidad es inexplicable cómo es que no ha ocurrido una tragedia, comentó el señor Chaves.

En otras noticias:

País estaba en peligro de perder mercado europeo

En nota dirigida al gerente de la Cámara Nacional de Bananeros, señor Francisco Cordero Gené, el cónsul de Costa Rica en Hamburgo, señor Ronaldo Falconer D., describe la grave situación porque atraviesa el banano costarricense, y hace hincapié en la necesidad de una mayor coordinación de los proyectos para explotar otros mercados europeos.

Apunta en primer lugar que como consecuencia del exceso en el uso de insecticidas y fungicidas, muchos bananos llegan manchados, por lo cual son rechazados en el mercado.

Dice que recientemente fueron destruidas 3.762 cajas y anuncia una pérdida en otras restantes 3.670 cajas.

Florencia estremecida por robo de pinturas

Dos obras del siglo XV de incalculable valor fueron robadas de uno de los museos locales. El hecho conmovió a esta capital del arte del Renacimiento.

En Roma, mientras tanto, ladrones armados, asaltaron a un sacristán y robaron una estatua cubierta de joyas del Niño Jesús de una de las famosas iglesias de la ciudad, San Andrea Della Valle.

Las autoridades del museo del Palacio Viejo de Florencia informaron del robo de una tabla de Massaccio, Madona y Niño, y el retrato de un noble florentino por el artista flamenco Hans Memling.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Escribe sobre vivienda y trabajo.