Hugo Solano C., Alfonso Quesada, corresponsal. 1 junio
Un Toyota Land Cruiser verde cayó a un precipicio en La Cuesta del Burro, un kilómetro al oeste del Hospital Tomás Casas, en Osa. Foto: Alfonso Quesada
Un Toyota Land Cruiser verde cayó a un precipicio en La Cuesta del Burro, un kilómetro al oeste del Hospital Tomás Casas, en Osa. Foto: Alfonso Quesada

Un posible error en el reporte de un accidente de tránsito al Sistema de Emergencias 9-1-1 pudo haber incidido en la muerte del estadounidense Kevin Dean Brian, de 58 años.

El extranjero falleció, al parecer, producto de las heridas provocadas cuando el carro que conducía cayó a un guindo, en una cuesta pronunciada de un camino de lastre, dos kilómetros al sur del Hospital Tomás Casas, en Ciudad Cortés de Osa, Puntarenas.

Según la información del 9-1-1, a las 9:41 p. m. del jueves ingresó una llamada de un hombre, quien notificó que en la Cuesta del Burro, hacia Ciudad Cortés, había una persona a un lado del camino. Empero, no pudo precisar si estaba herido, si había sufrido un accidente o si estaba muerto.

En esa comunicación, quien da la alerta reconoce que, por lo solitario del lugar, no se detuvo a ver qué estaba pasando y solo dijo que había una persona en la vía.

Sin embargo, se trataba de Kevin Dean, quien, pese a los golpes recibidos, pudo escalar desde donde fue expulsado del carro y llegar hasta la orilla de la calle.

Marvin Palma, coordinador de Operaciones del Servicio de Emergencias, explicó que en estos casos, cuando se trata de reportes donde ven una persona o un vehículo y no saben qué ocurre, el informe se pasa como "actividad sospechosa".

Eso quiere decir que la Policía debería seguir con un protocolo que implica "asegurar la escena" primero.

Como la persona que alertó dijo que no sabía si se trataba de un atropello, se pasó una copia del incidente a la Cruz Roja más cercana, para que también estuvieran enterados.

"Generalmente, en estos casos, lo que sucede es que la Cruz Roja espera que se dé un reporte de la Policía para ellos actuar", acotó Palma.

El Sistema 9-1-1 les envió a los dos cuerpos de socorro el detalle con el número de la persona que llamó y la hora del incidente, para que aplicaran los protocolos respectivos.

Sin embargo, por razones que se desconocen, la Fuerza Pública no acudió este jueves a la zona del hecho.

Fue hasta las 5:52 a. m. de este viernes, ocho horas después del primer reporte y ya con la luz del día, que otra persona llamó al Sistema 9-1-1 para confirmar que un carro cayó en un guindo en La Cuesta del Burro.

"Reportó una persona tirada en la calle y que no se mueve", dijo Palma.

De inmediato, el operador del 9-1-1 que recibió esta alerta procedió a avisar nuevamente a los cuerpos de socorro, esta vez con un reporte de vuelco.

"Por la dinámica de donde se encontró el cuerpo, todo hace pensar que el extranjero logró salir del carro y trató de salir a la vía a pedir ayuda, pero no lo logró y falleció en el lugar", dijo Álvaro Jiménez, oficial de la Fuerza Pública que estuvo en el sitio este viernes.

La zona donde ocurrió el accidente, muy cerca de una empresa de canopy, es muy quebrada y los guindos son muy profundos, por lo que generalmente solo carros de doble tracción circulan.

Un vecino y amigo de la víctima, de apellido Jiménez, fue quien reconoció el carro y al extranjero, quien era vecino de Colinas de Osa. Se desconoce de dónde venía el fallecido.

Investigación

Martín Morera, jefe de la Fuerza Pública de Osa, aclaró que él no estuvo el jueves en la noche en el cantón, pues andaba en una reunión de trabajo, y que fue hasta este viernes cuando comenzó a buscar la información del caso.

Fue así como confirmó que, en efecto, el jueves se recibió una llamada del 9-1-1 en donde indicaban que había una persona en la llamada Cuesta del Burro, tirada a un lado de la vía, "en aparente estado de ebriedad".

Admitió que en el primer informe nunca se les informó de que se trataba de un accidente.

"Tratamos de buscar más información sobre el caso con el mismo 9-1-1, pero ellos trataron de localizar de nuevo al informante y nunca contestó.

"Si nos hubieran informado de que era un accidente de tránsito hubieramos desplazado personal, pues esa zona es de difícil acceso por lo pronunciado del terreno", afirmó Morera.

El jefe policial dijo que recolectan más información sobre el caso, pero no cree que haya habido negligencia de parte de la Policía.

Nelson Medina, de la Cruz Roja de Ciudad Cortés, afirmó que ellos, en efecto, recibieron una llamada del 9-1-1 de que había un hombre tirado a un lado de la vía en la Cuesta del Burro.

"Esperábamos una segunda llamada para que nos despacharan al sitio, pero esa segunda llamada ingresó hoy, minutos después de las 5 de la mañana. Una unidad se trasladó de inmediato al lugar, en donde se confirmó la muerte del extranjero", puntualizó.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se hizo cargo del levantamiento del cuerpo, así como de las pesquisas sobre la causa del accidente y de la muerte del foráneo.