Édgar Chinchilla. 29 noviembre, 2018
El vehículo derrapó a lo largo de una recta de unos 80 metros, invadió el carril contrario, para luego salirse de la vía y colisionar contra un poste secundario del tendido eléctrico y varios árboles de una cerca. Foto: Édgar Chinchilla
El vehículo derrapó a lo largo de una recta de unos 80 metros, invadió el carril contrario, para luego salirse de la vía y colisionar contra un poste secundario del tendido eléctrico y varios árboles de una cerca. Foto: Édgar Chinchilla

Dos hermanos fallecieron la madrugada de este jueves cuando el vehículo en el que viajaban chocó contra un poste.

El percance se registró a las 12:35 a. m. en la ruta 35, en Boca de Arenal de Cutris, San Carlos, a unos 200 metros al norte del cementerio.

Las víctimas fueron identificadas por las autoridades como Manuel Enrique y Angélica Carolina Salazar Herrera, de 24 y 19 años, respectivamente. Ellos, según testigos, regresaban de ver en un bar el partido entre la Liga Deportiva Alajuelense y la Asociación Deportiva San Carlos.

Se encontraban a un kilómetro de su vivienda.

Al parecer, el vehículo en que viajaban derrapó en una una recta de 80 metros, invadió el carril contrario, para luego salirse de la vía y colisionar contra un poste secundario del tendido eléctrico, además de varios árboles en una cerca.

Debido al impacto, el hombre salió expulsado del automotor y cayó a unos tres metros del carro. Mientras tanto, la hermana quedó en el asiento del acompañante, aún con el cinturón de seguridad puesto.

Al sitio se trasladaron los cuerpos de socorro, pero cuando llegaron, ambos habían fallecido.

“Al llegar al sitio encontramos una persona fuera del carro y otra adentro, lamentablemente ya sin vida. Es un vehículo que se sale de la vía y colisiona contra objeto fijo”, explicó el oficial de tránsito Byron Arce.

Todos los documentos del vehículo estaban al día, lo mismo que la licencia del conductor.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) mencionaron como posible causa del accidente el exceso de velocidad. Sin embargo, tampoco descartan una falla mecánica o si conducción bajo efectos del alcohol.

Manuel Salazar trabajaba con una excavadora en una empresa piñera y la mujer era estudiante universitaria y trabajaba como cajera en un supermercado en Santa Rosa de Pocosol.

Agentes del OIJ de San Carlos se hicieron cargo del levantamiento de los cuerpos, los cuales fueron enviados a Medicatura Forense.

Hasta este martes, 386 personas han muerto, durante el año, a causa de accidentes viales, según datos de la Policía de Tránsito. De esas víctimas, 130 fallecidos se desplazaban en carros.