Accidentes

Dentadura permite identificar a fallecidos en accidente de avioneta cargada con droga

OIJ indicó que las dos víctimas de percance ocurrido en una pista abandonada en Palmar Sur de Osa eran de nacionalidad mexicana.

Los registros dentales fueron claves para que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificara a los dos fallecidos en el accidente aéreo registrado el pasado 17 de marzo en Finca Nueve de Palmar Sur, en Osa, Puntarenas.

Ese día, los vecinos reportaron que a las 3:15 a. m. se escuchó un estruendo y, al salir de sus viviendas, observaron una avioneta envuelta en llamas. Cuando los bomberos apagaron el fuego, ubicaron a dos personas fallecidas y coordinaron con las autoridades. En ese momento, no se pudo identificar a las víctimas, ya que los cuerpos estaban totalmente calcinados.

Luego de once días y de múltiples diligencias se estableció que los fallecidos son dos ciudadanos mexicanos llamados Pedro Vega Portillo (31 años) y Jesús Guillermo Flores Jiménez (41). “Se identificaron los cuerpos mediante registros dentales”, enfatizó la Policía Judicial.

Horas después del percance, algunas personas indicaron desde México que estos sujetos eran vecinos de Guamuchil y Guasave, ambas comunidades en el estado de Sinaloa, en México. Empero, esa información no ha sido confirmada oficialmente.

En el sistema del Poder Judicial estas personas no registran ninguna causa y en medios mexicanos no hay datos que sugieran algún vínculo con el crimen organizado. No obstante, en la aeronave en la que viajaban, los agentes judiciales contabilizaron 54 paquetes de cocaína, cada uno con un peso de un kilo, para un total de 54 kilogramos de esa droga.

Después del percance trascendió que la aeronave estaba utilizando una pista abandonada desde hace más de 25 años, cuando salió de la región la compañía bananera. Empero, hasta ahora no está claro cuál era la ruta que había seguido el aparato y cuál era su destino final.

La hipótesis policial es que la aeronave llegó hasta ese aeropuerto clandestino en Osa, para recoger droga que, posiblemente, entró por vía marítima a Sierpe, procedente de Colombia y que el objetivo era llevarla hasta México.

Se cree que ese 17 de marzo no pudo despegar bien y eso la hizo chocar contra la vegetación e incendiarse.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.