Eillyn Jiménez B.. 24 noviembre, 2020
Jeffry Vargas Ortiz, de 30 años, desapareció el martes 20 de octubre del 2020. Foto: Cortesía
Jeffry Vargas Ortiz, de 30 años, desapareció el martes 20 de octubre del 2020. Foto: Cortesía

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó que el cuerpo encontrado el sábado anterior en una represa hidroeléctrica de Brasil, en Santa Ana, San José, pertenece al mensajero Jeffry Vargas Ortiz.

Así lo dio a conocer la institución este martes por la mañana, luego de que se conocieran los resultados de un análisis forense de la dentadura.

“Las pruebas odontológicas realizadas dieron positivas. La muerte fue por sumersión, no presenta signos de violencia”, informó la Policía Judicial por medio de su oficina de prensa.

Vargas desapareció el pasado 20 de octubre, cuando salió de su vivienda, en San Francisco de Dos Ríos, San José, luego de almorzar en casa de sus padres. Antes de irse, indicó que se dirigía a La Unión, donde haría un trabajo.

Al llegar la noche y no saber nada de él, su familia comenzó a llamarlo, pero no lo localizó y, ante eso, acudió al OIJ a poner la denuncia por desaparición.

Ese martes llovía mucho y la corriente del río Tiribí estuvo fuerte, precisaron vecinos de la zona.

El 21 de octubre, a las 11:51 a. m., la Policía Judicial difundió en sus redes sociales una fotografía del mensajero, de 30 años, y comenzó con las pesquisas.

Cinco días después, el 26 de octubre, las autoridades manifestaron que en un afluente de Río Azul, en La Unión, se encontraron partes de la moto en la que se trasladaba el hombre para sus trabajos, así como otras pertenencias.

El hallazgo fue hecho por un finquero de la zona, quien ha colaborado con parientes y amigos del joven.

Sus allegados también encontraron una linga, una bota de hule, la cinta retroreflectiva y una tableta que usaba Vargas para que los clientes firmaran el recibido.

Además, en una chatarrera cercana tenían las dos llantas, la sentadera, la manivela y el motor lijado.

Muchacho trabajador

Días atrás, José Ángel Vargas Valverde y Estrella Ortiz Quesada, padres de Vargas, aseveraron que su hijo era un muchacho especial, trabajador y sin vicios de ningún tipo.

Ortiz aseguró que el día de la desaparición, ella compartió con el joven en el almuerzo y después no supo más de él.

Contó que Vargas era muy especial, ya que siempre estaba pendiente de ella y sus necesidades, debido a que padece de una discapacidad en una pierna.

En tanto, José Ángel Vargas dijo que esta situación es un golpe muy fuerte para la familia.

“Jeffry es un alma de Dios, no tiene costumbres malas, ni vicios y siempre ha sido trabajador, una bella persona, responsable y centrado en todo aspecto”, afirmó el papá del mensajero días después de su desaparición.

Vargas celebraría su cumpleaños 31 el próximo 4 de diciembre, mientras que su hijo con Mildiana Emperatriz Henrríquez Rivera, nacerá en los próximos días.

En entrevista con La Nación, en octubre anterior, la mujer dijo que el bebé llevará el mismo nombre de su padre.

Información actualizada a las 1:23 p. m. con más datos.