Hugo Solano C., Alfonso Quesada.   9 agosto
Cerca del mediodía los guardacostas encontraron semihundida la lancha en que salieron las dos parejas a pescar la noche del sábado. Foto: MSP.

El viaje de 120 kilómetros entre San Vito de Coto Brus y Golfito, en el Pacífico sur, terminó en tragedia para dos hombres y dos mujeres que habían planeado dedicar la tarde del sábado a pescar en aguas del golfo Dulce.

Sin embargo, por circunstancias que aún se desconocen, la lancha en la que se aventuraron al mar apareció este domingo semihundida y los cuerpos de sus cuatro ocupantes ahogados. Unos flotando y otros que ya habían sido arrastrados a una playa cercana.

El lamentable suceso fue confirmado al mediodía por guardacostas del Ministerio de Seguridad.

De acuerdo con los primeros informes del comisario Martín Arias, director del Servicio Nacional de Guardacostas, a las 8:40 a. m. de este domingo recibieron la alerta de que en Puerto Jiménez de Golfito se desconocía el paradero de una embarcación y sus tripulantes, quienes habían salido desde ayer a pescar.

De inmediato se inició un operativo en la zona y pocas horas después se ubicaron las cuatro personas sin vida y la lancha volcada, esta última cerca de Cañaza de Golfito.

Dos de los fallecidos fueron identificados como Ligia Naranjo Delgado, de 41 años y su esposo Francisco Javier Montero Brenes, de 34, ambos funcionarios de la Municipalidad de Coto Brus.

El otro fallecido es Roy Elizondo Picado, de 51 años, quien era oriundo de San José y padre de una joven de 27 años; y la cuarta víctima es Yesenia Miranda Castro, de 46. Ella era oriunda de San Vito, soltera y deja un hijo de 26 años.

“Un vecino o alguien que alquiló una casa a dos parejas dice que anoche salieron a pescar con cuerda en una pequeña embarcación. Ellos no son de la zona y alquilaron la casa para pernoctar. Como no llegaron, nos pasaron el reporte esta mañana”, dijo Arias.

El operativo de rastreo se desarrolló con dos embarcaciones de Golfito, en Cañaza, como a cinco kilómetros de Puerto Jiménez, en el golfo Dulce.

Ver más!
Ver más!
A bordo de la lancha rescatada estaban los chalecos salvavidas, pero ninguno de los fallecidos llevaba chaleco puesto a la hora de rescatar los cuerpos. Foto: MSP

A las 10:17 a. m. encontraron el cuerpo de una mujer flotando y 20 minutos después el de la otra.

Poco antes oficiales de la Fuerza Pública que peinaban la playa, fueron alertados por vecinos que hallaron el cuerpo de un varón en playa Cuna de Agujas, Puerto Jiménez.

Aproximadamente a 100 metros de ese cadáver, estaba el del otro hombre. Posiblemente ambos fueron arrastrados por las corrientes.

Por último, a las 12:30 p. m. se localizó semihundida la embarcación, la cual fue remolcada a Golfito, lo mismo que los restos de las mujeres, para que sea el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) el que determine si se trató de un accidente o vuelco del bote por oleaje o si obedece a otra causa.

“Lo que sí debo destacar es que ninguno de los cuerpos llevaba chaleco salvavidas, lo que es un agravante en estas circunstancias, si no se está acostumbrado a vivir o estar en el mar”, agregó el jefe policial.

Avanzada la tarde el OIJ confirmó la identidad de las víctimas y levantó los cuerpos de las mujeres que fueron llevados por Guardacostas al muelle de Golfito.

A las 4 p. m. la oficina de prensa informó que los agentes iban saliendo de Golfito para el sector de Cañaza, donde estaban los cadáveres de los hombres a efecto de seguir con las pesquisas y proceder con el levantamiento.

Roy era oriundo de San José y Yesenia de Coto Brus. Foto: Tomada del Facebook.
Francisco y Ligia eran funcionarios de la Municipalidad de San Vito. Foto tomada de perfil en Facebook.

Vecinos de Coto Brus

Las cuatro personas que llegaron a eso del mediodía del sábado a la zona, eran vecinas de Sabalito de Coto Brus, según dijo a las autoridades el dueño de la casa donde iban a pernoctar, solo identificado como Moisés.

La Policía confirmó las identidades de Ligia Naranjo y su esposo Francisco Montero, así como los amigos de ellos Yesenia Miranda y Roy Elizondo.

Una vez que alquilaron la casa, en Rincón de Osa, cerca de las instalaciones del Instituto Nacional de Desarrollo Rural (INDER), dejaron estacionados dos vehículos en los que viajaban, un Daihatsu Terios gris y un pick-up azul y salieron a alquilar una lancha para irse de pesca.

A Moisés, el vecino que les alquiló la casa, le dijeron que regresarían de noche, pero la mañana de este domingo el hombre determinó que no habían llegado y salió a poner la alerta en la delegación de la Fuerza Pública.

Cuando estaban en eso, se acercó otro lugareño a la delegación para alertar sobre el hallazgo de un cuerpo en playa Cuna, por lo que de inmediato relacionaron ambas denuncias.

La playa donde aparecieron los varones, cerca de Cañaza, se caracteriza por su fuerte oleaje.

Municipio de luto

De acuerdo con el alcalde de Coto Brus, Steven Barrantes Núñez, todos los fallecidos son vecinos de Sabalito.

Indicó que Ligia Naranjo era oriunda de San Ramón y trabajaba en la Proveeduría de la Municipalidad y su esposo, más conocido como Franco, trabajaba en aseo de vías.

Afirmó que desde que asumió como alcalde, en el 2018, les renovó el contrato a ambos e incluso el jueves compartió el desayuno con dos compañeros, entre ellos Ligia, con quien estuvo conversando de temas de trabajo.

Afirmó que muchos funcionarios lo han llamado consternados por la noticia y, dentro de las condiciones sanitarias por el covid -19, les van a preparar un homenaje póstumo.

“Al parecer salieron a un viaje de pesca con dos amigos de Sabalito, donde ellos vivían y sufren ese accidente. Es una situación difícil y duele perder a dos compañeros. Todos los funcionarios están afectados por la situación”, dijo.

Ella tenía más años que su esposo de trabajar en el municipio. No tenían hijos.

Sobre Yesenia Miranda Castro, la otra fallecida, afirmó que era trabajadora de la Caja Costarricense de Seguro Social.

A Roy Picado, lo conocía poco.