Carlos Arguedas C.. 9 junio
El vehículo contaba con un permiso provisional para la circulación y presentaba daños muy severos. Fotos cortesía de Cariari Informa
El vehículo contaba con un permiso provisional para la circulación y presentaba daños muy severos. Fotos cortesía de Cariari Informa

Un conductor que estaba estrenando un vehículo, se subió a una acera, mató a una mujer y dejó grave a su esposo, para posteriormente darse a la fuga.

El suceso se produjo el sábado a las 10:52 p. m. en la comunidad de Palermo de Cariari, de Pococí, Limón, informaron este domingo el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Cruz Roja Costarricense.

La fallecida fue identificada como Virginia Vargas Villalobos de 56 años y el herido su esposo Pedro Damián Toruño Sibaja de 65, quien sufrió lesiones de consideración y debió ser llevado al Hospital de Guápiles.

La Policía Judicial informó de que la pareja caminaba por la acera con rumbo a su casa que está a unos 70 metros de distancia. Ellos recién habían bajado de una autobús después de asistir a una actividad religiosa en la comunidad de Astúa Pirie.

Por razones que todavía se desconocen el conductor de un vehículo marca SsangYong, que tiene como placa un permiso provisional para circular, se salió de la vía y atropelló la pareja.

Posteriormente, el chofer chocó contra tapia y todavía con el vehículo muy dañado se dio a la fuga.

Una persona que viajaba en motocicleta lo siguió y logró que a unos dos kilómetros del sitio del accidente y cerca de la empacadora de banano de la finca Caribe, el sujeto detuviera el carro. Sin embargo, el sospechoso se bajó y se metió a un bananal donde desapareció.

Debido al fuerte impacto el cuerpo de la mujer quedó como a unos seis metros de distancia en el jardín de una vivienda. Ella murió de manera inmediata, confirmaron socorristas de la Cruz Roja.

Posteriormente, oficiales del OIJ se encargaron del levantamiento del cuerpo para llevarlo a la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores, en Heredia, con la finalidad de practicarle la autopsia respectiva.

El vehículo fue decomisado por las autoridades judiciales y trasladado a las oficinas del OIJ para practicarle las pericias correspondientes en busca de evidencias sobre todo huellas dactilares para tratar de localizar al sospechoso de causar el accidente.

Colaboró con esta información el corresponsal Reiner Montero.