Por: Carlos Láscarez S. 13 junio, 2014

En este punto, intentó cruzar la calle la estudiante que falleció. | A. QUESADA
En este punto, intentó cruzar la calle la estudiante que falleció. | A. QUESADA

Puerto Jiménez. Una colegiala de 15 años, quien se devolvió a una pulpería para recoger su cartera olvidada, murió anteayer tras ser atropellada por un carro, confirmó la Cruz Roja.

El accidente se produjo a las 10:05 a. m. frente a la pulpería La Estrella, en el poblado de Cañaza de Puerto Jiménez, cantón de Golfito.

La adolescente fue identificada por la Policía como Kimberly Abarca Salas. Al parecer, ella se bajó del autobús de la ruta Rincón- Puerto Jiménez y cruzó la calle sin fijarse que venía un vehículo Hyundai Galloper. Lo conducía un hombre de apellido Solís, que fue el que alertó a la Fuerza Pública y a la Cruz Roja sobre el incidente.

Al sitio llegó la Fuerza Pública y una unidad de la Cruz Roja de Puerto Jiménez. Esta debió recorrer casi 12 kilómetros hasta la clínica de Puerto Jiménez.

Según el doctor Álvaro Brenes, la menor falleció a las 11:05 a. m debido a un severo trauma craneoencefálico; también presentaba heridas varias.

La estudiante, quien cursaba el décimo año en el colegio local, había pasado a la pulpería minutos antes de las 7 a. m. para comprarse algunas golosinas. Fue entonces cuando dejó olvidado su bolso.

El propietario del negocio, de apellido Rivera, le avisó a la muchacha por medio de otros alumnos del colegio. Por eso, cuando iba de regreso a su casa, Abarca pasó otra vez por el negocio.

La prisa con que la joven atravesó la carretera de dos carriles se debió a que, al parecer, tenía la intención de tomar el mismo autobús antes de que este siguiera su marcha.

La alcoholemia practicada al chofer del Hyundai de doble tracción salió negativa. Por otra parte, la zona donde ocurrió el accidente luce bien demarcada y en ese momento no llovía.