Grupo de amigos seguía el rastro de un tepezcuintle cuando oyeron detonación

Por: Carlos Láscarez S. 5 mayo, 2014

Uvita. Un hombre que compartía con varios amigos la pasión por la caza en la montaña, falleció ayer luego de que la pistola que sostenía se accionó y una bala impactó en él tras sufrir una caída.

El accidente ocurrió a las 7:30 a. m. cerca del río Peñón en Fila Costeña (Brunqueña), frente a Uvita de Osa, confirmó la Cruz Roja.

El fallecido fue identificado como Leonel Calvo Acuña, de 41 años, quien había ingresado en la montaña en compañía de cuatro amigos y un hermano desde horas antes.

El grupo es oriundo de El Socorro de Platanares. Calvo era padre de dos menores.

De acuerdo con Martín Mora, quien formaba parte del grupo, algunos se adelantaron varios metros luego de que los perros de cacería alertaron sobre la aparente presencia de un tepezcuintle.

Los amigos de Calvo estaban consternados por la forma en que murió. Sus perros recorrieron 12 kilómetros tras el carro del OIJ. | ALFONSO QUESADA
Los amigos de Calvo estaban consternados por la forma en que murió. Sus perros recorrieron 12 kilómetros tras el carro del OIJ. | ALFONSO QUESADA

En ese momento, los amigos de Calvo,se adelantaron unos 200 metros hasta que escucharon una detonación.

“Habíamos salido muy temprano de la casa para montear, como lo hacíamos con frecuencia cada vez que teníamos días libres y nos poníamos de acuerdo. Al escuchar el disparo, nos volvimos y lo hallamos herido”, aseguró Mora.

Luego de transitar por la montaña, el cruzrojista Alexánder Rodríguez, de la sede de Ciudad Cortés, confirmó que Calvo ya no presentaba signos de vida.

Perros muy fieles. Una vez que los tres agentes del OIJ de Osa levantaron el cuerpo, se desplazaron hasta la sede policial de Uvita.

Durante el recorrido de 12 kilómetros fueron seguidos por los dos perros de Calvo; ellos llegaron minutos después y se mostraron muy inquietos al no verlo.