Melanie Méndez, Reyner Montero.   20 abril
Por el momento, no está claro que provocó el fuego dentro del autobús; sin embargo, se relaciona, preliminarmente, con una falla en el motor. Foto: Reyner Montero

La mañana de este sábado, un autobús de turismo prendió fuego hasta el punto de que las llamas arrasaron por completo con la unidad.

El bus viajaba con 52 ocupantes por la ruta 32 (San José - Limón) hacia un recinto de aguas termales en San Carlos.

Ninguna de las personas salió herida, pues en el momento del percance todos los pasajeros se encontraban desayunando en un restaurante ubicado 150 metros antes del cruce hacia Río Frío de Sarapiquí.

De acuerdo con Edgar Álvarez, del Cuerpo de Bomberos de Guápiles y quien atendió el incidente, luego de recibir el reporte, acudieron a la escena y encontraron el bus envuelto en llamas por lo que utilizaron dos camiones extintores para apagar el fuego. La unidad fue declarada con pérdida total.

Según el chofer del bus, quien prefirió no revelar su identidad, cuando estaban dentro del restaurante se escuchó una detonación, con un sonido similar a cuando se estalla una llanta, y de inmediato empezó a salir humo del motor y luego se esparció el fuego.

Por el momento, no está claro que provocó la explosión en el autobús; sin embargo, se relaciona, preliminarmente, con una falla en el motor.

Este no sería el primer caso de este tipo durante esta Semana Santa. De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos de Costa Rica, del 15 al 19 de abril se atendió en promedio una emergencia de incendio en vehículos cada 9 horas.

La institución pide a la población costarricense fortalecer las acciones preventivas que permitan evitar las emergencias durante lo que resta de la Semana Mayor.