Por: Alfonso Quesada.   3 septiembre
El jefe de los bomberos de San Vito, Randall Gamboa, explicó que la niña caminó unos 25 metros y se metió en la estructura de madera que cubría el hueco, donde cayó posteriormente. Foto: suministrada por Alfonso Quesada

Una niña de tres años fue rescatada por el Cuerpo de Bomberos luego de caer en un servicio sanitario de hueco, también llamado “pozo negro”, de unos cuatro metros de profundidad.

El hecho se reportó este domingo en la tarde cuando una llamada telefónica al Sistema de Emergencias 9-1-1 alertó a la Cruz Roja y a los Bomberos sobre la caída de la niña en la Finca El Indio, en el Barrio Orotina de San Vito.

Según el jefe local de Bomberos, Rándall Gamboa, cuando los socorristas llegaron al lugar encontraron que los vecinos habían quitado una pequeña estructura de madera que cubría el hueco.

“Dentro del hueco se escuchaban los gritos de una niña. De inmediato, Geovanny Alfaro, uno de los rescatistas, se amarró una cuerda y bajó por el hueco hasta donde estaba la niña. Entre varios bomberos jalamos la cuerda hacia arriba y de esta forma pudimos sacar la niña, una indígena de unos 3 añitos”, concluyó Gamboa.

En apariencia, la niña salió de la casa, caminó unos 25 metros y se metió en la estructura de madera que cubría el hueco, donde cayó posteriormente. Según los vecinos la niña estuvo dentro del hueco unos 45 minutos.

Luego de ser extraída, una paramédico de la Cruz Roja bañó a la menor para que pudiera ser trasladada al Hospital de San Vito, centro médico donde quedó bajo observación.