Yeryis Salas, Alfonso Quesada, corresponsal. Hace 5 días
Josh Byrne y su esposa, Bianca, visitaron Costa Rica para una segunda luna de miel. Captura de pantalla WCVB.
Josh Byrne y su esposa, Bianca, visitaron Costa Rica para una segunda luna de miel. Captura de pantalla WCVB.

Josh Byrne, el turista estadounidense que fue arrastrado por una corriente de la quebrada Pozo Azul, en Dominicalito de Osa, Puntarenas, fue localizado este sábado a cuatro kilómetros del sitio del accidente.

El hombre, de 30 años, estaba desaparecido desde el jueves 11 de octubre, cuando intentó cruzar la quebrada a bordo de un vehículo, pero la fuerza del agua lo arrastró. Su esposa Bianca y una hija de ambos, de 10 años, quienes viajaban con él, sí pudieron ponerse a salvo.

Desde entonces, efectivos de Fuerza Pública y Cruz Roja, trabajaban en la búsqueda del extranjero, que había viajado a Costa Rica con su pareja para disfrutar de una segunda luna de miel.

El cadáver fue localizado en un sitio conocido como Rocas Amancio, en medio de una palizada cercana a la playa.

El cadáver de Josh Byrne apareció en Rocas Amancio, de Bahía Ballena. Foto suministrada por Alfonso Quesada.
El cadáver de Josh Byrne apareció en Rocas Amancio, de Bahía Ballena. Foto suministrada por Alfonso Quesada.

Este jueves, la esposa del fallecido, recordó cómo se lo llevó la corriente, pese a sus esfuerzos por mantenerlo tomado de un brazo.

“Mi esposo me gritó que saltáramos, yo pude abrir la puerta y salí con la niña agarrada de un brazo, mi esposo logró salir, incluso lo tuve agarrado de un brazo, pero la fuerte corriente me lo soltó”, relató Bianca.

La noticia de la desaparición de Byrne llegó hasta su ciudad de residencia, en Hudson Massachusetts, donde sus amigos incluso recaudaron fondos para buscarlo.

Tony Tufo, amigo de la familia, indicó a la cadena estadounidense CBS que en la búsqueda colaboraron el senador Ed Markey, la representante Niki Tsongas y la representante estatal de Massachusetts, Kate Hogan.