Por: Alfonso Quesada.  15 abril

Adoloridos debido a los múltiples golpes. Con raspones en rostro, rodillas y codos. Así llegaron a sus casas en Palmar Norte de Osa, tres de los cuatro peones que el sábado pasado resultaron heridos cuando un tráiler cargado con abono se volcó en Rincón de Osa, Puntarenas.

Se trata de Keylor Chaves, Gerald Castillo y Jeffry Arley, quienes coincidieron en afirmar que tomarse de una correa que se usa para amarrar los sacos evitó salir expulsados con mucha fuerza de la plataforma.

Gerald Castillo presentaba golpes y raspones en la cara. dijo sentrise muy adolorido. Foto de Alfonso Quesada
Gerald Castillo presentaba golpes y raspones en la cara. dijo sentrise muy adolorido. Foto de Alfonso Quesada

Otro de los sobrevivientes Maikol Garita, permanece muy delicado en el Hospital Escalante Pradilla de Pérez Zeledón.

En el accidente otros dos trabajadores, uno solo identificado como Juan, de nacionalidad nicaragüense, y Cristian Arley Barrantes, murieron. Todos viajaban encima de los sacos de abono, sin ningún tipo de protección.

Los seis peones son vecinos de Palmar Norte y son conocidos como chamberos. Es decir, trabajar de manera ocasional. En este caso se les contrató para que fueran a descargar el tráiler con el abono a la comunidad de la Amapola de Puerto Jiménez de Golfito.

El tráiler se volcó cuando circulaba por Rincón de Osa, en una carretera que comunica la Interamericana Sur con Puerto Jimíenez.

Mucha velocidad

"Solo Dios nos tiene con vida. Nos brindó una segunda oportunidad de vivir. El accidente fue muy aparatoso. Solo sentimos que el camión tomó mucha velocidad en una pendiente. Sí me acuerdo que Jeffry que iba a la par mia ne dijo: 'Gerald levántate y te haces aqui a la par mía, para agarrarnos de una linga (correa que amarraba los sacos de abono)'.

"Todo fue muy rápido. Cuando llegamos a una curva, por la velocidad sentí que ibamos por el aire. El camión rodó varios metros y todos los seis que ibamos atrás quedamos regados en la carretera. Creo que agarrarnos de la linga nos salvó", narró Gerald Castillo.

Este trabajador agregó: "solo escuchaba lamentos y pregunté por los demás. Vi a Juan (uno de los fallecidos) que estaba boca abajo. Tenía sacos de abono encima después me di cuenta que estaba muerto. Los demás compañeros trataban de moverse pero alguien nos dijo: 'quedense queditos, ya viene la Cruz Roja'

Keylor Chaves explicó que ellos son peones ocasionales y los contrataron para que descargaran el abono. Foto de Alfonso Quesada
Keylor Chaves explicó que ellos son peones ocasionales y los contrataron para que descargaran el abono. Foto de Alfonso Quesada

Por su parte, Keilor Chaves coincidió con Gerald en el sentido de que aferrase a la faja les evitó un golpe más severo.

“Es un milagro que estemos vivos, Jeffry me dijo: 'Agarrate duro de la linga porque este camión va muy rápido' y en cuestión de segundos el trailer se volcó en una curva.

"A mi me lanzó a un zacatal y a la par mía quedó Juan boca abajo. Lo agarré de un brazo y lo llamé varias veces: 'Juan, Juan' pero no contestó. Vi a mis compañeros que tenían mucha sangre, principalmente Maikol. Se quejaba de mucho dolor", manifestó Keylor Chaves.