Irene Traube G.. 23 marzo, 2018

Ya abrió sus puertas en Walmart Curridabat la nueva Dolce Store, un formato único en el país que consiste en una máquina automática para la venta de cápsulas de café, té o chocolate y que le permite al cliente seleccionar su propia mezcla de sabores, en las cantidades que desee.

La máquina, que posee 40 carriles y tiene capacidad para hasta 660 cápsulas, fue desarrollada por Erick Cruz y Guillermo Villarreal, estudiantes de Ingeniería Mecatrónica del Tecnológico de Monterrey, con el apoyo de Nestlé. Cortesía de Grupo Nestlé Centroamérica.
La máquina, que posee 40 carriles y tiene capacidad para hasta 660 cápsulas, fue desarrollada por Erick Cruz y Guillermo Villarreal, estudiantes de Ingeniería Mecatrónica del Tecnológico de Monterrey, con el apoyo de Nestlé. Cortesía de Grupo Nestlé Centroamérica.

¿Cómo funciona? A través de una interfaz automatizada que permite que el consumidor arme su pack de 32 cápsulas variadas. De hecho, él puede escoger entre más de 12 sabores de bebidas, calientes y frías, como café americano, espresso, café con leche, cappuccino y chai tea latte, entre otras opciones.

El pack tiene un costo de ¢8.000.

Por el ambiente

En octubre del 2017 Nestlé Costa Rica inició el programa "Recicla con Nescafé Dolce Gusto". Los consumidores pueden depositar las cápsulas en los contenedores Nescafé Dolce Gusto ubicados en Cemaco Zapote, Walmart Escazú y el Centro de Distribución de Nestlé Costa Rica, en Belén de Heredia. Asimismo, Nestlé hizo una alianza con el programa AmbientaDOS para disponer de un contenedor los primeros jueves y viernes de cada mes, de 6 a .m. a 4 p. m., en las afueras de Canal 7.

Para facilitar el proceso de reciclaje los consumidores deben vaciar previamente el residuo líquido (agua, café o leche) de las cápsulas y enjuagarlas.