Neyssa Calvo.   24 julio

El Hospital Nacional de Niños (HNN) requiere de la solidaridad de los costarricenses para finalizar la iniciativa bautizada como Hospital Color, del arquitecto Andrés Porras.

Porras se propuso cambiarle la ‘cara’ al centro hospitalario, mediante la utilización de la psicología del color, envolviendo el edificio en tonalidades que simbolizan vitalidad y salud.

Las primeras dos etapas se completaron con la colocación de adhesivos de colores en las barandas frontales del hospital y, para ello, se contó con el apoyo de la empresa privada.

El costo total del proyecto se calculó en alrededor de los $400.000. Foto: Cortesía del Hospital de Niños.

La tercera etapa, y final, consiste en la colocación de paneles de aluminio que permitirán el paso de luz sin generar inconvenientes de visibilidad ni carga térmicas adicional. De esa manera, los colores serán más visibles tanto para quienes transiten frente al inmueble como para los que están dentro de este.

Precisamente, para finalizar la última etapa se solicita apoyo económico. Por lo tanto, se abrieron cuentas bancarias para que las personas o empresas hagan sus donaciones. Se necesitan alrededor de $200.000 para terminar.

Si desea más información del proyecto y de su evolución puede ingresar a la página de Facebook Hospital Color.