Croque Monsieur Sandwich. Foto: cortesía Sardina La Sirena
Sabores
Chef

La construcción de músculos no se basa sólo en desarrollar una rutina de fuerza en el gimnasio. Mucho tiene que ver el tipo de ingesta alimenticia que se incluya dentro de la dieta diaria, para lograr de manera eficiente los objetivos trazados. Hay que recordar que el esfuerzo que se construye a través del ejercicio, brindará al cuerpo el desarrollo de la masa magra. No obstante, los alimentos que sean ricos en proteínas, aportarán al cuerpo los nutrientes y las fibras necesarias para la construcción del músculo.

Por definición, el atún y la sardina, son alimentos ricos en proteína de alto valor biológico, inclusive, es mayor su grado proteico que el de los pescados blancos o carnes rojas. Por ello, no es de extrañar que atletas de alto rendimiento, tengan una ingesta diaria de alimentos como el atún, buscando desarrollar un consumo diario de proteínas.

Acá le mostramos una deliciosa receta a base de sardina:

Ingredientes:
  • 2 latas de sardina en aceite
  • 8 rodajas de pan
  • 4 rodajas de queso blanco o amarillo
  • ½ taza de espinaca
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • ¼ de taza de queso parmesano
  • 2 tazas de leche
  • 3-4 cucharadas de Maicena
  • 1 cucharada de nuez moscada
  • 4 cucharaditas de mostaza
  • 4 huevos
  • Sal y pimienta
  • Aceite
Preparación:

1. En una olla a fuego medio, colocar leche, mantequilla y maicena, remover hasta integrar por completo ambos ingredientes y sin dejar de remover, hasta que la salsa espese. Agregar nuez moscada, sal y pimienta. Para evitar que la superficie de la salsa se seque, tapar con papel film la piel, de modo que el papel y la salsa estén en contacto directo.

2. Tostar el pan (sartén y horno tostador) 10 minutos a 200 grados, 5 minutos de lado y lado. Untar todas las rebanadas de pan con mostaza por una de las caras. Colocar una capa de salsa al gusto sobre cada una de las rebanadas de pan. Sobre 4 de las rebanadas anteriores, colocar espinaca, sardina en aceite y rodaja de queso.

3. Tapar con la otra rebanada de pan con la parte que hemos untado con la salsa hacia abajo, es decir tiene que estar en contacto con el queso. Untar nuevamente mostaza sobre la tapa de pan y agregar salsa y queso parmesano. Llevar al horno tostador y gratinar alrededor de 10 minutos a 250 grados, o hasta que el queso quede fundido por completo y esté dorado.

4. Sacar y reservar. En un sartén, con aceite, freír los huevos uno a uno. Servir los huevos sobre los sándwiches y disfrutar.

Fuente: Sardinas La Sirena