Blog

Llena la copa de Champagne por menos dinero

No todas las burbujas son Champagne, y por suerte hay más opciones para llenar la copa por menos dinero.

Si eres de los que se para frente al rack de espumosos en la tienda y se pierde entre etiquetas, prepárate para entender una pizca más, antes de invitarlas a la fiesta. Sobretodo este año, que la pandemia nos dejó con un dramático aumento en todos los productos, especialmente en el vino, y más aún en los importados.

No todas las burbujas son Champagne, y por suerte hay más opciones para llenar la copa por menos dinero.

Champagne es la región en Francia que le da nombre a este codiciado espumoso. Aquí fue donde se creó el sistema de producción de burbujas conocido como Método de Champenoise o Método Clásico. Se elabora con uvas Chardonnay, Pinot Noir and Pinot Meunier, y gracias a un proceso de doble fermentación, nacen las seductoras burbujas. Únicamente las elaboradas en Champagne, y siguiendo sus estrictas regulaciones, pueden llamarse como tal.

En el resto de Francia se producen Sparkling Wines y Cremánt. Los Crémant se producen en regiones especificas incluyendo: Loire, Bordeaux, Burgundy, Alsace, y las uvas varían según las restricciones de cada región. Por ejemplo, la uva Chenin Blanc domina en Crémant de Loire. Son, en general, más delicados y por el precio de un Champagne compras varias botellas de Cremant.

Si ves una botella de espumoso de otros lugares como California, Argentina, Chile y que diga Sparking Wine o Método Clásico en la botella, ya sabes que está elaborado siguiendo el mismo método, pero no necesariamente con las mismas uvas. Como dato curioso, te sorprenderá saber que Chandon es del grupo Moet & Chandon, pero Chandon comenzó a producirse en Argentina en el 1959 y hoy día tiene bodegas en Brasil, Estados Unidos, Australia, China e India.

En España se producen espumosos y el protegido Cava. Este se elabora en una zona específica, con el Método Clásico, pero con uvas locales: Macabeo, Xarello y Parellada. Por algo su aroma y sabor es diferente, más cremoso y menos complejo que el Champagne. Ten en cuenta que por el precio de un Champagne podrás comprarte 2, 3 o más Cavas. Si te gusta la complejidad en burbujas, un Cava Reserva o Gran Reserva te llevará a esa experiencia, sin extrañar al Champagne.

El Prosecco es ligero, con notas frutales y aromático. Protegido al norte de Italia. Se elabora con el llamado Método Charmat o de Tanque y la uva que se usa es Glera. Económico, pero cuidado con los muy baratos. La calidad la confiesa la etiqueta. Me gustan los de la zona Prosecco Conegliano Valdobbiadene. Todavía comprando el mejor Prosecco, te ahorras la mitad del presupuesto de un Champagne económico.

Franciacorta es el “Champagne Italiano”. Es una región protegida en Lombardía, al norte de Italia y es una seda en boca. En este lado del mundo no son tan conocidos, pero siempre tengo una botella en mi casa en fin de año.

El Sekt existe desde los 1800, pero es ahora que empieza a invitarse a las fiestas. Se produce en Alemania con el método de tanque de Prosecco, pero con uvas de la zona. Mi madre ama cuando aparezco con un Sekt de uva Riesling. Pruébalo si eres fan de esta variedad.

¡Feliz año!