Blog

Con los cinco sentidos: tomate

En esta sección conocerás recomendaciones para el momento de realizar tus compras en el supermercado o feria del agricultor. Para esta ocasión es el turno del tomate.

Esta es una de las épocas de mayor producción de esta hortaliza que forma parte indispensable en nuestra mesa, ya que la podemos comer fresca o en un sinfín de preparaciones.

1. A la hora de comprarlo, no importa el tamaño, solo asegúrese de que no esté muy suave. Ponga en práctica el tacto y la vista.

2. No deben tener magulladuras ni manchas, y fíjese que su color sea uniforme en toda la fruta.Lo ideal es comprar unos verdes, otros pintones y los que se van a consumir más rápido, que estén bien rojos.

3. Consérvelo en un sitio fresco y ventilado, para que vaya madurando naturalmente. Esto le aportará un mejor sabor, será más jugoso y tendrá una textura deliciosa.

4. Coloque los tomates con la parte donde están conectados al pedúnculo (donde estaba el tallo) hacia abajo, es decir, en contacto con la superficie.

5. Es importante remover las hojas verdes de la hortaliza, esto favorece su conservación. Recuerde, la piel del tomate, es decir, la cáscara, se encarga de mantener la humedad necesaria.