Mónica Morales. 3 noviembre, 2020
Experiencia Perfil: probando un auto eléctrico. Foto: Melvin Molina
Experiencia Perfil: probando un auto eléctrico. Foto: Melvin Molina

Empecemos por el veredicto. ¿Lo compraría? Definitivamente sí. El Hyundai Kona me pareció una excelente opción entre la oferta de los autos utilitarios, el motor se siente energético, es suave al conducirlo, con detalles elegantes, amplio, cómodo y lleno de accesorios tecnológicos que atrapan la atención. Podría ser mi próximo carro apenas reciba el ascenso que merezco.

Acá les cuento mi experiencia.

Fui a probar el nuevo Hyundai Kona, un SUV 100% eléctrico que llegó a Costa Rica antes que a toda América Latina. Parece que los ticos somos más receptivos a la movilidad eléctrica y además el país cuenta con buena infraestructura para cargar estos autos alrededor de todo el territorio.

Hay varias razones por las cuales uno quisiera tener un carro eléctrico: por tendencia de la industria automovilística, por conciencia ambiental, por economía y porque es cool. Tengo que ser sincera: esta última es la que más me motiva.

El test drive arrancó en la agencia Hyundai de Ayarco, y nos enrumbamos hacia el volcán Irazú. Un trayecto que permite desarrollar velocidad pero también tiene sus curvas y subidas para poner a prueba el motor.

Experiencia Perfil: probando un auto eléctrico. Foto: Melvin Molina
Experiencia Perfil: probando un auto eléctrico. Foto: Melvin Molina

Mi primera impresión fue la suavidad al conducir. Corrijo. Mi primera impresión sucedió al subirme, noté la amplia cantidad de espacio interior para poner el alcohol en gel, la mascarillas desechables, cartera, celular –en un espacio diseñado para la carga inalámbrica–, libreta de apuntes, lapiceros, snacks, papeles, confites, botellas de agua, juguetes para entretener a mi hija en el camino… y lo usual que uno siempre lleva en el carro.

Su pantalla multimedia táctil de 7 pulgadas también cautiva. Viene con una cámara de retroceso integrada, conectividad bluetooth, así como Apple CarPlay y Android Auto para conectar el teléfono y tener las funciones del celular en la pantalla principal.

Experiencia Perfil: probando un auto eléctrico. Foto: Melvin Molina
Experiencia Perfil: probando un auto eléctrico. Foto: Melvin Molina

Ahora sí, volvamos a la suavidad al conducir. El carro casi avanza y frena solo, basta con poner el pie encima del pedal. Además funciona como un go kart, sin muchas complicaciones. Todo lo que se necesita está al alcance de la mano, se cambia entre modo avance, neutro, reversa, parking y freno eléctrico simplemente usando los botones ubicados en la consola central.

Rápido como un rayo. Este SUV acelera de 0 a 100 km/h en solo 7,6 segundos, y cuenta con modo sport, confort y eco.

Autonomía y carga

Kona es un auto eléctrico ideal para la topografía de Costa Rica. Con sus 312 kilómetros de autonomía una persona puede hacer recorridos extensos sin necesidad de detenerse a cargar en el camino; por ejemplo, se puede ir de Limón a Puntarenas o de Liberia a San José con una sola carga.

Una de las cosas más divertidas al manejar el Kona es usar las paletas de cambio que están detrás del volante. Se trata de un sistema de frenado, con un efecto similar al de compresionar, que regenera la energía (es decir, va cargando la batería mientras se conduce… ¡es como recibir combustible gratis por usar el carro!).

Experiencia Perfil: probando un auto eléctrico. Foto: Melvin Molina
Experiencia Perfil: probando un auto eléctrico. Foto: Melvin Molina

En materia de tiempos de carga la batería de este vehículo se puede cargar de 0 al 100% en una estación de carga rápida en 54 minutos; en las estaciones de carga media en 6 horas y 10 minutos, mientras que en casa se puede cargar en 37 horas.

El Kona posee un cargador portátil para carga lenta que se puede conectar a cualquier tomacorriente de 110 voltios.

Seguridad

Como toda madre, la seguridad de un vehículo es un tema mayor. Kona tiene 2 sensores de radar en el bumper trasero, el sistema le advierte visualmente sobre el tráfico en el área de punto ciego y si se pone la luz direccional lanza una alarma para prevenir un accidente.

Otro plus es el control de asistencia de arranque en pendiente (HAC) permite salir de manera segura en una pendiente cuesta arriba sin rodar hacia atrás.

Experiencia Perfil: probando un auto eléctrico. Foto: Melvin Molina
Experiencia Perfil: probando un auto eléctrico. Foto: Melvin Molina

Los pasajeros están protegidos en caso de colisión debido al acero de alta resistencia que protege al vehículo, el carro tiene además seis airbags. Los asientos traseros vienen equipados con el sistema ISOFIX para asegurar al máximo las sillas de los bebés.

Por último, en mi lista de destacados, está el monitor de llantas que revisa constantemente la presión de los neumáticos generando alertas en caso de que la presión sea menor a la recomendada.

Debo agregar también que el Kona es importado a Costa Rica oficialmente por su distribuidor, eso le garantiza a un propietario que, en este caso Grupo Q, tiene todos los repuestos necesarios y el personal técnico capacitado para darle mantenimiento al carro. Un respaldo que, por el momento, no tienen otros vehículos eléctricos. ¡Toma eso, Tesla!