Mónica Morales. 15 septiembre

La cocina es de esos lugares del hogar donde el arte y la creatividad toman forma. La mezcla de olores, sabores y colores es fundamental a la hora de cocinar, es por esta razón que los detalles de decoración también importan.

Teniendo esto en cuenta, le ayudaremos a crear un lugar acogedor para que pueda sentirse cómoda, tanto usted como todos los integrantes de su familia.

María José Fernández, asesora del hogar de EPA, explica que para darle más vida a las cocinas se pueden seleccionar sencillos acabados que causan impacto en el hogar y brindan una gran primera impresión.

“Un lugar acogedor se logra fácilmente de diversas formas, pero para empezar se pueden colocar stickers en las ventanas con diseño de vitrales de manera cuidadosa para marcar un estilo en específico, y dejar que haya un complemento entre la luz natural y la artificial de la cocina”, menciona Fernández.

Además de esto, los detalles de color siempre brindan una experiencia innovadora alrededor de este espacio del hogar. El verde de las plantas le puede ayudar a acompañar cada paso de una gran receta que quiera preparar, así como realzar platillos que deleitarán a su familia.

“En este punto es importante destacar que las hierbas frescas siempre van a brindar un sabor inigualable, pero además dan vida a los espacios. Por ejemplo, una plata de albahaca fresca es un ingrediente infaltable en los hogares, que además de ser parte de un platillo, se puede convertir en un elemento que brinde calidez en su cocina”, explica Fernández.

Un elemento complementario son los colores. No deje su cocina con un color neutro, sino que innove con colores fuertes, distintos a los del resto de su hogar, para darle un toque diferenciador a este espacio. Siempre es importante arriesgarse a tener algo distinto.

Poco a poco podrá tener una cocina de ensueño y hacer de este espacio un lugar acogedor para todos los miembros del hogar.