GDA . 2 octubre

Los estilos de los muebles y los comedores son parecidos a las tendencias de la moda: se transforman de acuerdo con la época y la necesidad de los clientes. En este momento, un comedor puede cumplir funciones no solo para reunir a la familia o amigos y desayunar, almorzar o cenar, sino también para estudiar y trabajar.

El comedor debe ser un elemento muy versátil. Hoy por hoy, los comedores ya no se usan simplemente para comer; sirven para hacer tareas, como oficina de trabajo, escritorio o mesa de juegos. Debe ser ergonómico y con un buen rendimiento. Las alturas tanto de las sillas como del comedor se han reducido para acoplarse a la utilidad de un escritorio.

Aquí le mostramos algunas de las tendencias que se están manejando y cuáles se pueden adecuar perfectamente a sus espacios sociales o salas.

Comedor moderno: la tendencia que sigue perdurando en el tiempo es la modernidad, pues en cuestiones de diseños se están utilizando líneas simples y patas delgadas. La madera es prioridad y las mesas siguen siendo rectangulares con contrastes y combinaciones.

Cuando se habla de línea simple, significa que la tapa debe ser lisa, ya sea en madera, vidrio o corian. La modernidad nos sugiere que sea una superficie completamente limpia. No se están haciendo decorados, porque hay que recordar que, en la mayoría de los casos, lo que le agrega ostentosidad al comedor es un buen centro de mesa.

Andrea Bornacelli, gerente de la marca Kare Design, manifiesta que lo moderno se trasladó a lo minimalista. “Se utiliza el vidrio y estructuras muy delicadas en hierro negro. Los colores que generalmentepredominan son el gris, el blanco y el negro, y los materiales en los que se encuentran son madera, mármol y piedra”.

Comedor elegante: este es el indicado para aquellas personas que quieren en su hogar un toque de elegancia. Se encuentra en materiales con piedra natural, mármol o vidrio. Con una base dorada o plateada, se genera un look sofisticado. También se puede combinar perfectamente con sillas de tela en terciopelo. “Un comedor elegante ideal tendría una tapa con vidrio para que se pueda ver la estructura metalizada debajo de un color dorado. Esto se convierte en una obra de arte dentro del hogar”, expresa Bornacelli.

“Un comedor elegante ideal tendría una tapa con vidrio para que se pueda ver la estructura metalizada debajo de un color dorado. Esto se convierte en una obra de arte dentro del hogar”. Andrea Bornacelli gerente de la marca Kare Design.

Comedor de extensión: estos muebles están pensados para las familias que cuentan con un espacio reducido, pero que suelen utilizar su casa o apartamento para reunirse con amigos y familiares en fechas importantes. El comedor de extensión busca que, cuando esté cerrado, puedan sentarse de seis a ocho personas, pero que cuando se extienda puedan hacerlo alrededor de 12 personas (dependiendo del tamaño que escoja el comprador).

Asimismo, el mueble se acomoda a una tendencia acogedora que permite un espacio amplio en la sala y un ambiente natural. Sin embargo, debe escogerse en un material que sea en madera, como roble claro o nogal; en vidrio; o en tonos tierra, como el amarillo y el mostaza.

Arme su propio comedor: esta resulta ser una excelente opción, pues le permite crear su propia tendencia con base en las especificaciones de la casa. Al realizar este ejercicio, es posible que su mente proyecte un sinnúmero de ideas, pero al final, la decisión de elección no será tan difícil si tiene en cuenta dichas especificaciones, entre otros aspectos. Puede combinar la mesa y las sillas escogiendo a su gusto los materiales y dando un estilo particular a su hogar, con un sello muy personal.

“Si tratamos de buscar una mesa y sillas diferentes que no hagan un juego, nos acercamos mucho a un gusto personal, creamos un mejor ambiente y hacemos que nuestro espacio sea menos plano y predecible”, anota Omar Plazas, diseñador de interiores, quien aconseja comprar una mesa de madera con un aspecto clásico y agregar unas sillas en policarbonato con patas de acero.

Lo importante en estos casos es la armonía entre los mismos materiales. Si tiene seis sillas en el comedor, cada una puede ser diferente, pero eso sí, lo ideal es que tengan la misma altura del espaldar y que entre ellas haya un hilo conductor; por ejemplo, que todas sean negras o que las patas tengan el mismo material.

Colores en tendencia: el gris predomina en los comedores para una persona que quiera tener un espacio claro y luminoso; además, es de fácil limpieza. Por otro lado, el rosado y el verde están en furor. Si vive en una zona caliente, lo recomendado es no utilizar tonos oscuros porque sube la temperatura del hogar. En estos casos, lo recomendable es utilizar un tono blanco, ‘beige’, azul claro o verde menta. Estos colores permiten que se genere frescura. Si, por el contrario, vive en un lugar frío, se sugieren telas como el fieltro y los cueros, además de tonalidades como el café, el negro, el rojo o el vinotinto, entre otros colores fuertes.

Antes de comprar

Uno de los puntos claves que debe saber antes de comprar un comedor nuevo son las medidas donde se va a instalar. Hay comedores en los cuales las personas no se pueden girar, porque detrás hay un muro o una repisa que les impide transitar de una manera libre. “Si tengo un área destinada para el comedor, por lo menos su 30 %debería corresponder al mueble, esto para tener un 70% de buena circulación en los espacios; así su mente no se ve tan presionada frente al mobiliario que tiene”, comenta Alexander Díaz, gerente general de Contract Soluciones.

Si tiene mascotas como perros y gatos, lo ideal es revisar qué materiales son los indicados para que no dañen el mueble. “Si tiene cachorros, ellos tienden a morder las patas de madera, entonces el comedor ideal debe ser de patas metálicas. Las telas en terciopelo funcionan con los gatos, porque no les llama la atención; a ellos les gustan las texturas que son caladas, con las que pueden hacer un tipo de fricción cuando pasen sus garritas, así que recomiendo las telas o tejidos lisos”, enfatiza Bornacelli.

Por último, también es importante tener en cuenta que las mesas circulares son perfectas para espacios reducidos; se utilizan en las cocinas a manera de comedor auxiliar, ahí se pueden sentar de cuatro a seis personas, y lo mejor de todo es que no suelen ocupar tanto espacio.

Copyright Grupo de Diarios América - GDA/El Tiempo/Colombia