Bienestar

Trabajadores con horarios nocturnos tienen más riesgo de engordar

Adaptar los tiempos de comida al horario de la noche reduce las probabilidades de subir de peso

Las personas que trabajan de noche tienen mayor probabilidad de aumentar de peso, pues comen a horas irregulares y queman menos calorías al dormir durante el día que en la noche.

El reloj biológico de las personas se establece por la exposición a la luz solar. Sin embargo, muchos de los trabajadores nocturnos suelen mantenerse activos durante el día y entonces el cuerpo no logra adaptarse a los cambios de horario.

—  Alejandra Fallas, nutricionista de SERVISALUD, centro médico integral.

Fallas agrega que las personas que laboran por la noche duermen poco y suelen tener descontrol con los tiempos de comida.  Situación que se refleja en su consulta, por ejemplo, en pacientes que laboran como vigilantes, en call center o centros hospitalarios.

Importante mencionar que cuando la gente está despierta en momentos en que debería descansar las hormonas relacionadas con el hambre y la saciedad se desequilibran y afecta la alimentación, el metabolismo y aumenta el deseo de comer más de lo necesario.

“El problema es que la hormona del apetito aumenta y se escogen alimentos no adecuados por ser altos en azúcares y grasas, por ejemplo, pan, dulces, frituras o comidas rápidas”, precisa Fallas.

Adicionalmente, el cansancio provoca sedentarismo y en consecuencia el gasto calórico disminuye y por eso es más fácil aumentar de peso.

Control biológico

Lograr ajustar el reloj biológico puede parecer una tarea difícil, pero no imposible.

Para facilitar ese proceso, Alejandra Fallas, nutricionista de SERVISALUD, brinda los siguientes consejos para adaptar el reloj biológico y estabilizar funciones como dormir, despertar, la temperatura corporal o la saciedad.

1. Planear y preparar con antelación los alimentos que consumirá durante el día y la noche.

2. Mantener un consumo regular de agua para estar hidratado. Se recomiendan al menos ocho vasos con agua diarios.

3. Elegir porciones adecuadas, ya que podría ser útil consumir pequeñas porciones, en lugar de una comida más abundante durante el turno de noche, esto no solo le ayudará a evitar el aumento de peso sino también evitará que le de sueño.

4. En caso de tener dificultad para merendar durante el turno laboral, llevar meriendas prácticas y saludables al trabajo, tales como yogur natural, frutos secos o si el trabajador prefiere vegetales verdes.

5. Evitar el consumo de refrescos o bebidas ricas en azúcar, así como dulces o alimentos ricos en grasa, pues podrían hacer con que se sienta más cansado y favorecer el aumento de peso.

6. Descansar durante el día. Lo ideal es propiciar un ambiente óptimo, por ejemplo, oscurecer la habitación y utilizar tapones contra el ruido.

7. Dormir en una habitación fresca.

El secreto radica en adaptar los tiempos de comida que usualmente son durante el día a la noche. En especial, tener presente que se requieren al menos dos tiempos de comida fuertes en porciones pequeñas que proporcionan la energía y los nutrientes que requiere el organismo para fortalecer su buen funcionamiento.

Saray  Corrales N

Saray Corrales N

Periodista de revistas y suplementos. Bachiller en periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Amante de los derechos humanos y temas sociales.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.