Por: Yuri Lorena Jiménez.   28 junio
Captura de pantalla, antena3. Manolo, el aficionado español del bombo

"En su más absoluta desesperación, Manuel Cáceres Artesero, nuestro Manolo el del bombo de toda la vida, símbolo universal que desfila por los estadios de medio mundo con su otra mitad, pidió apoyo a los enviados especiales a Krasnodar. Se puso ante la cámara, desveló su tremendo disgusto y mandó un mensaje entre lágrimas para remover conciencias: "Pido a España entera, al presidente del Gobierno o a quien sea, que hagan algo para que el bombo de España, que es de todos, entre el próximo domingo al fútbol". Pues bien, finalmente el bombo de España estará este domingo en el imponente estadio Luzhniki de Moscú, en donde 80.000 gargantas se dejarán el alma mientras gritan «Rusiya» sin parar. Juegan en casa y eso pesa, pero España tiene a Manolo y a su bombo, así que la cosa cambia".

Con este emotiva nota, el diario español ABC celebró ayer, con bombos (nunca mejor dicho) y platillos, que el emblemático personaje finalmente había logrado su cometido y, en teoría, en este momento (9:15 a.m.) debe estar volviéndose loco con su bombo y la afición, apoyando a España en su juego contra Rusia.

Antes de contar los detalles de este final feliz que incluyó la petición directa de Manolo al presidente ruso Vladimir Putin para que intercediera, vamos a los antecedentes en esta nota que publicamos el jueves pasado.

Diez mundiales con el bombo a cuestas lo han ratificado como el fan # 1 de la Selección de España y, además en un personaje planetario cuando de Copas del Mundo se trata. Es el famoso y simpático español conocido como Manolo el del bombo, quien en las últimas horas ha conmovido a propios y extraños al implorar a los medios de su país, entre lágrimas, que intercedan para que lo dejen ingresar a los partidos de La Roja con su adorado instrumento pues, hasta ahora, las reglas de las autoridades futbolísticas en Rusia le han impedido ingresar con el bombo a los juegos de su adorado equipo, salvo por el primer encuentro en Sochi, donde se enfrentaron España y Portugal.

"Me dicen que son las normas, no me dan más explicaciones”, le dijo a Marca. Además, reconoció que en otros partidos sí ha escuchado sonido de bombos, por lo que no entiende la medida. A él, incluso, lo dejaron ingresar el bombo en el primer juego de España. Después, ya no más.

En Kazan y Kaliningrado, donde la selección se midió con Irán y Marruecos, le impidieron el paso junto a su bombo con el argumento de que se trataba de reglas establecidas con bastante antelación antes del arranque de la Copa del Mundo. Sin embargo en Sochi Manolo no tuvo ningún problema e hizo las delicias de miles desde las gradas. Por ello, el desencanto ha sido mayor, pues nunca pensó que iba a tener inconvenientes en los partidos venideros.

Ver más!

Este miércoles el clamor de Manuel Cáceres (su nombre real pero por el cual prácticamente nadie lo conoce) se viralizó rápidamente después de que medios como Marca, La Vanguardia y El Mundo, así como la cadena de televisión española Cuatro, dieran cuenta de la desesperación del pintoresco personaje, quien conmovió a miles con su coloquial llamado a los Reyes de España y al mismo (Vladimir) Putin, entre otras figuras de primer orden, con el fin de que intercedan y el próximo domingo pueda ingresar sin ningún problema al juego de España contra Rusia, en los octavos de final.

Y es que, según el diario El Mundo, el mítico personaje, a sus 69 años de edad, se ha encontrado con los últimos años cada vez con más trabas para ir a cumplir con lo que parece ser no solo una prioridad, sino una forma de vida: apoyar a La Roja, no importa dónde y cómo sea.

A todos los rincones del mundo ha acompañado Manolo 'el del bombo' a su amada Selección de España. Acá, durante la Copa del Mundo Corea Japón, en 2002. FOTO AP

Manolo ha dicho a los medios de su país que su estancia en Rusia, hasta ahora, se ha vuelto un verdadero calvario porque cada vez que intenta entrar a ver un partido acompañado de su fiel y ruidoso compañero de aventuras, las autoridades en los estadios se lo impiden.

Las reglas de la Copa del Mundo 2018, efectivamente, prohibieron el ingreso de los aficionados con objetos ruidosos como silbatos, vuvuzelas o tambores. Obviamente, el bombo de Manolo está en esta última categoría, lo cual tiene al animador más famoso de la Selección de España “muy triste”, desolado más bien, según se mira en los videos que le están dando la vuelta al mundo en las últimas horas.

Manolo hasta ha incluido un nuevo grito de guerra al final de sus alharacas con un nuevo grito de guerra: “¡Putin, amigo, cuenta conmigo!”.

Lo cierto es que la pesadilla de Manolo ha conmovido incluso a los mismos rusos, pues varios miembros rusos del personal del hotel donde se hospeda han llegado a enviar correos electrónicos al presidente Putin, asegurándole que Manolo es muy buen hombre, muy majo y que se porta muy bien”. Manolo, por su parte, ha incluido un nuevo grito de guerra al final de sus alharacas con un nuevo grito de guerra: “¡Putin, amigo, cuenta conmigo!”.

Que no se diga que no lo ha intentado.

Y bueno, como ya dijimos, al parecer lo logró. Con un lenguaje coloquial que devela la alegría de los medios españoles, ABC contó los detalles de cómo Manolo logró ser escuchado.

«Me han dicho que todo se ha solucionado y parece que podré entrar tranquilamente», relató Manolo a ABC, aliviado desde su hotel de Krasnodar porque se sentía desamparado sin su apellido. Efectivamente, el aficionado más famoso del fútbol español tendrá que acudir un par de horas antes al campo y una señorita, según relata, le autorizará a introducir el instrumento al campo para animar a la selección de sus amores. "Ellos son muchos, pero toca darle fuerte al bombo y los jugadores tienen que sentir el calor de los seguidores".

Siempre según ABC, la Federación Española de Fútbol y la FIFA mediaron para que a partir de ahora se pueda escuchar bien alto el clásico «ES-PA-ÑA» y los tres zambombazos que vienen después.

Entre ellos estará el Rey Felipe VI, al que Manolo también reclamó ayuda a través de los medios de comunicación. "Es que estaba muy triste, muy enfadado. Se ha movilizado todo el mundo y solo os puedo dar las gracias. Yo ya no sabía que hacer y pedí ayuda al Gobierno, a la Federación, hasta al Rey... No podíamos quedarnos otra vez sin el bombo fuera del campo", detalló.

Siempre según ABC, la Federación Española de Fútbol y la FIFA mediaron para que a partir de ahora se pueda escuchar bien alto el clásico «ES-PA-ÑA» y los tres zambombazos que vienen después. No es muy original, pero así todo el mundo se la sabe. Manolo, durante el Mundial, viaja con la prensa, acude a los entrenamientos y se hace fotos con todos lo que le reclaman. Los jugadores siempre tienen un gesto cariñoso con él, ya por fin feliz en Rusia y convencido de que el equipo va a seguir en el Mundial. Y él que podrá verlo y cantarlo con su bombo. «¿Es que yo sin él quién soy? Yo sin él no soy nada».

A sus 69 años, Manolo se ha convertido en una figura emblemática en las últimas 10 Copas del Mundo. Pero no solo acompaña a la Selección de España en mundiales, se dice que ya perdió la cuenta de a cuántos encuentros ha asistido. Foto FB

Este miércoles también hizo un desesperado llamado a “la Federación Española de Fútbol, a la FIFA o incluso al presidente del Gobierno de España”, Pedro Sánchez, con el fin de que que intercedan para que la otra mitad de su icónica figura (como lo describió magistralmente el diario El Mundo) pueda entrar en el Estadio Luzhniki el próximo domingo, donde España se batirá en duelo con la anfitriona.

”Pido a España entera, al presidente del Gobierno, que hable con la FIFA o haga lo que sea para que el bombo de España, que es de todos, entre el próximo domingo al fútbol”, concluía en su llamamiento