Carlos Soto Campos.   22 agosto
En Las Vegas, así se vio la impresionante invasión de saltamontes de alas pálidas. Aunque los insectos son molestos, el fenómeno no representa ningún peligro para la salud. Cortesía de Robert White/KSNV

Una enorme migración de saltamontes visitó el estado de Nevada a mediados de este mes de agosto, pero contra todos los pronósticos, los insectos estuvieron apenas un mes en Las Vegas.

Este tipo de migraciones se han registrado en unas cuantas ocasiones durante el último medio siglo. Sin embargo, al ser un hecho impredecible, capturó la atención de los medios y los pobladores, que de un día para otro empezaron a notar enjambres mientras manejaba o hacían sus mandados.

Algunos videos del paso de los bichos por la ciudad se volvieron virales, además de que en Las Vegas se vendieron pizzas y bebidas con temática de saltamontes.

Un video en particular mostraba a un enjambre de saltamontes cruzando el “strip” de Las Vegas, la calle principal en la que se ubican la mayoría de los casinos y hoteles famosos.

¿Cómo llegaron tantos insectos a la ciudad?

Autoridades del Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos publicaron la semana anterior un reporte detallando los movimientos de una gran cantidad de saltamontes que invadieron los poblados.

Ver más!

De acuerdo a los cálculos la llegada de los saltamontes ocurrió debido a un inusual clima húmedo primaveral, reportó el diario Las Vegas Review-Journal.

En los últimos seis meses, las lluvias de Nevada superaron su promedio anual de 10 centímetros antes de que se presentara la migración, según explicaron los científicos al diario.

De repetirse este hecho, los saltamontes podrían regresar a buscar la humedad, aunque no se espera que este cambio ocurra de nuevo antes de unos 5 años.

Cientos de miles saltamontes adultos migraron desde el norte de Arizona a Laughli, Nevada, e incluso llegaron hasta la región central de Nevada, pero los enjambres permanecieron poco tiempo en cada poblado, indicaron las autoridades.

“Es más o menos lo que pensamos que ocurriría, que después de una semana o semana y media morirían o se irían”, dijo Jeff Knight, entomólogo del Departamento de Agricultura de Nevada, a Associated Press.