Por: Manuel Herrera.   31 agosto
Aniversarios de instituciones, efemérides y conmemoraciones suelen ilustrar los billetes de lotería impresa de la JPS. Foto: Diana Méndez.

En épocas en que los sorteos de las loterías Nacional (domingos) y Popular (martes, viernes y domingos) de la Junta de Protección Social (JPS) están en boca de todos debido al codiciado premio acumulado, algunas preguntas relacionadas con los pretendidos “billetes de la suerte” saltan al aire.

Una de las interrogantes más frecuentes está relacionada con los diseños que la institución benemérita imprime en las fracciones de esos juegos, un procedimiento regulado por una normativa interna que la Junta Directiva de la entidad aprobó el 26 de abril anterior.

El acuerdo ordena los procesos que se venían siguiendo en la institución a la hora de seleccionar las ilustraciones de las loterías impresas; filtrando, principalmente, qué organizaciones, entidades y personas pueden postularse por un espacio en esos productos.

La nueva normativa está reglamentada en el acuerdo JD-531 correspondiente al Capítulo VII, artículo 11 de la Sesión Extraordinaria 25-2018 de ese día de abril, que establece la conformación del Grupo de Trabajo para la Aprobación de Diseños de Lotería, encargado de analizar las peticiones de espacios que realizan entes externos o unidades internas para la asignación de temas en esas loterías.

Dicho equipo está integrado por el Gerente General de la institución o un representante designado por éste, el Gerente de Producción y Comercialización, los jefes de los departamentos de Mercadeo y Producción y el encargado de Arte y Texto.

Además de conocer las propuestas externas y “de la casa”, el quinteto se encarga de aprobarlas y agendarlas en un calendario que “camina” con un año de antelación. También ese grupo tiene a su cargo la aprobación del diseño final que se imprimirá durante cada sorteo de Lotería Nacional y Chances (Lotería Popular).

“Siempre nos han llegado gran cantidad de solicitudes porque este proceso es de participación abierta y gratuita, pero con esta política se restringe un poco quienes pueden participar. Lo que nosotros pretendemos es que los diseños seleccionados correspondan a personas que tengan o hayan tenido impacto en la sociedad, o a asociaciones o fundaciones que de alguna manera cubran la mayor parte del territorio y que posean una misión similar a la nuestra”, explicó Margarita Barahona, quien es parte de la oficina de comunicación de la JPS y además participa del Grupo de Trabajo en representación de la gerencia general.

Anteriormente, la JPS solo imprimía ilustraciones o fotografías en la Lotería Nacional pero debido a la cantidad de solicitantes que buscaban un espacio en el diseño de los billetes, la entidad amplió las posibilidades en los Chances, desde hace dos años.

“Este es un proceso complejo. El Grupo de Trabajo tiene poder y criterio, pero hay momentos en que requerimos de un respaldo institucional superior”, comentó Eyleen León, jefa del Departamento de Producción.

Eyleen León, Javier Alemán y Margarita Barahona (de izq. a der.) son parte del equipo que elige los diseños de la lotería. @Foto: Diana Méndez.
¿Cómo se postula?

El mismo acuerdo que la Junta Directiva de la JPS aprobó en abril establece los lineamientos que deben seguir los postulantes a un espacio dentro del diseño de las loterías impresas .

La solicitud se debe presentar por escrito con al menos ocho meses de anticipación a la fecha que requiere salir y debe venir acompañada por tres propuestas de imágenes, una de las cuales, eventualmente, se imprimiría en el billete.

Asimismo la petición debe contener las cartas de cesión de derechos de imagen (en caso de que hayan personas) o autor (si involucra trabajos artísticos).

Posterior a ello, el Grupo de Trabajo notificará a las instancias correspondientes la aprobación de la solicitud y esta deberá cumplir con los plazos establecidos y la documentación requerida.

Las loterías de la JPS entran a impresión tres meses antes de la fecha del sorteo.

Agrega el reglamento que la aparición en el diseño de figuras públicas, miembros de juntas directivas, fundadores o patrocinadores deberán ser aprobadas por la Junta Directiva de la JPS y que cada organización solo puede aparecer una vez al año en el diseño.

Por seguridad, La JPS no conserva un archivo digital de los diseños de las loterías.
Por seguridad, la JPS conserva fracciones no originales de sus loterías en un archivo institucional. Foto: Diana Méndez.
Reservados

No todos los sorteos de la Lotería Nacional y Popular llevan impresos diseños de entes externos.

“Los sorteos extraordinarios son nuestros y los destinamos para publicidad nuestra y de las instituciones que se ven beneficiadas con nuestras utilidades”, enfatizó Margarita Barahona.

También hay celebraciones anuales que tienen espacios casi garantizados en el diseño de las loterías.

Algunos son la Semana Mundial de la Lactancia Materna, el Día Internacional de la Mujer, el Día Nacional del Adulto Mayor y el Día Nacional de la Persona Joven.

Los billetes de las loterías Nacional y Popular también han sido lienzo de pintores costarricenses, materia prima de escultores ticos y hasta vitrina para exponer la rica flora y fauna del país.

“A veces el tema seleccionado es tan rico que da lástima desperdiciarlo, entonces aprovechamos al máximo todos los diseños y los imprimimos de forma intercalada. Por ejemplo, hemos tenido una colección de expresidentes y otra de mujeres destacadas, esta última la trabajamos con la ayuda del Inamu”, detalló Barahona.

Cada fracción de la lotería posee en el anverso una breve explicación del diseño elegido para cada sorteo.

“Esto es parte de nuestra responsabilidad social de darle oportunidades a las mismas personas u organizaciones de visibilizar un aniversario [solo en múltiplos de cinco a partir de los 25 años] o un tema de importancia para la sociedad costarricense, porque la JPS es un medio de divulgación y la lotería es uno de sus canales más importantes porque son 200.000 billetes que salen solo los domingos. A través de la JPS pueden transmitirse eventos que de lo contrario pueden pasar por desapercibidos entre la población”, destacó Barahona.

Las instituciones u organizaciones que alcancen un espacio en los billetes impresos de algunas de las loterías, recibirá una copia ampliada de una fracción como recuerdo. Una vez que el diseño de cada sorteo se imprime, la JPS elimina todos los archivos digitales del mismo como garantía de seguridad y transparencia en los procesos; de hecho, el equipo de Arte y Texto firma un acuerdo de confidencialidad sobre procesos y diseños para sorteos especiales.

“Aquí las impresiones no se ven como un papel sino como un billete de un monto muy superior a uno convencional de moneda. Nuestros billetes pueden representar hasta más de ¢1.000 millones”, dijo Eyleen León en referencia al premio acumulado, una modalidad de sorteo que la JPS implementó desde hace un año y que al cierre de este artículo tenía un fondo de ¢1.160 millones.

Por seguridad, la JPS conserva fracciones no originales de sus loterías en un archivo institucional. Foto: Diana Méndez.
Por seguridad, la JPS conserva fracciones no originales de sus loterías en un archivo institucional. Foto: Diana Méndez.