Manuel Herrera.   11 noviembre
Juan José Andrade es un aficionado de la radio. Su primera experiencia en ese medio la trazó en Radio Fides a mediados de la década de los 80. Ahí estuvo por dos años y medio. Actualmente, dirige su propio programa en Teletica Radio. Fotografía: Cortesía King Eve.

Ser policía fue lo más cerca que estuvo Juan José Andrade Morales de su sueño de ser militar. Aunque creció en un país que abolió el ejército muchos años antes de que él naciera, este puntarenense dice que nutrió aquella idea de la historia de su padre, un ecuatoriano que hizo servicio militar, perteneció a la milicia y fue marino de barco mercante en su país natal.

“Entonces desde pequeño las historias del servicio militar me llamaron la atención. Tuve un intento de irme para Ecuador, mi locura estaba en que quería meterme al ejército, pero se vino un problema geopolítico donde Ecuador se ve inmerso, se cierra la Academia Militar y entonces se me trunca el sueño”, cuenta Andrade, durante una mañana tranquila de octubre.

Señala ese anhelo de pertenecer a la milicia ecuatoriana como el impulso que lo llevó luego a la planilla del Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica, primero como asesor legal –una de sus múltiples carreras es abogado y notario–, después como Director Regional de la Policía de Puntarenas y de Alajuela, y más tarde como Director General de la Fuerza Pública y Viceministro de Seguridad Pública.

Actualmente, desde las ondas de Teletica Radio, Andrade mantiene “vivo” el espíritu de “servicio a los demás” que asegura, siempre tuvo. En esa emisora lanzó hace poco más de un año el programa radial Te presento el presente, una producción sabatina de corte motivacional, inspiracional y cargado de información positiva.

La idea de vestir con uniforme camuflado se esfumó de la mente de Andrade tan pronto entró a Seguridad Pública en el año 2000. Ahí, muy lejos de los valores de cualquier milicia del mundo, se trazó por objetivo humanizar el cuerpo policial, poniendo a los oficiales como centro, incluso por encima de la responsabilidades que significan el ejercicio policial. “Un policía sano en su vida integral le hará más bien a la sociedad”, opina.

También promovió una guardia civil mucho más cercana al pueblo con la implementación de nuevos modelos de estrategia en el trabajo contra la delincuencia que resultó, según su criterio, en una identidad más consolidada de la institución policial.

“Hicimos un esfuerzo para que después de 60 años, la Fuerza Pública tuviera su propio himno y lo logramos. Además, asentamos eventos que hoy son de reconocimiento nacional como el del Día del Policía y el del Día Nacional de la Policía, ambos el 7 de noviembre, y consolidamos la Fundación Corazones Azules que se creó para acompañar a las viudas de los policías que han caído en servicio”, señala.

En el 2017, Andrade lideró un acto de condecoración dirigido a policías que han caído o fueron heridos durante el cumplimiento de sus funciones. Fotografía: Cortesía Juan José Andrade.

Precisamente el pasado 7 de noviembre, la Fuerza Pública cumplió 70 años desde su fundación. De lejos, Juan José Andrade cuenta que ve con nostalgia a la institución de la que se apartó para reinventarse como persona y como profesional (además de las asesorías que ofrece en materia de seguridad actualmente cursa un postgrado en Política Criminal de la Universidad de Salamanca de España), aunque dice que todavía le pican los pies cuando ve los operativos policiales.

“Claro que cuesta quitarse el uniforme de la Policía. Yo sigo pendiente de lo que pasa alrededor de la Fuerza Pública, alrededor de las comunidades y en el hemisferio porque tengo muchos amigos exdirectores de policías de varias partes del mundo (fue vicepresidente de Comisión de Jefes y Directores de Policía de Centroamérica, México, Caribe y Colombia y presidente de Ameripol). Porque ya no tenga el uniforme no voy a dejar de ser policía. Ese chip uno lo mantiene siempre”, manifiesta.

"Soy un enamorado del servicio y de las cosas positivas de la vida. He tomado decisiones duras, difíciles, pero siempre se contraponen a la ilusión de iniciar nuevas cosas”, Juan José Andrade, exdirector de la Fuerza Pública.
Juan José Andrade heredó la fe en Dios que siempre le transmitieron sus padres, de hecho, él es creyente y cuenta que la primera vez que recibió una dirección en la Fuerza Pública de camino a casa oró a la orilla de una calle. Fotografía: Cortesía Juan José Andrade.
"He insistido en que la policía debe tener un constante entrenamiento. Siento que en algunos momentos, pocos gracias a Dios, pero han habido situaciones que sí se han salido de las manos y eso debe estar relacionado con un tema de entrenamiento permanente”, Juan José Andrade, exdirector de la Fuerza Pública.
Movido ‘bautizo’

Juan José Andrade piensa que fueron las buenas recomendaciones de anteriores jefes suyos quienes lo encaminaron al máximo eslabón de la Policía Administrativa del país. El 1.° de octubre del 2010, en una “ceremonia hermosa” donde participaron sus padres, él asume su nuevo cargo, pero dos días después una llamada al 911 alertó de lo inesperado y robó la tranquilidad del nuevo jerarca policial.

“El 3 de octubre estábamos invadidos en Calero. En dos días paso de ser el Director General de la Fuerza Pública a asumir la Defensa Nacional. No habían pasado 36 horas de que había llegado al poder cuando entró la denuncia al 911 de que aparentemente había miembros del Ejército de Nicaragua en la zona de Calero”, recuerda.

La situación le movió el terreno a Andrade mucho antes de que él lo pisara. Puso en aviso a las altas autoridades del país encabezadas por Laura Chinchilla y ordenó un viaje en helicóptero a la zona para verificar la veracidad de la denuncia.

“Lamentablemente la información era positiva. Así comenzó mi gestión, no pude ni acomodarme en la silla para ver lo pendiente y hacer la planificación del trabajo, eso se tuvo que posponer”, comentó sobre aquella situación que se resolvió por la vía diplomática con la intervención de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

El comisario Juan José Andrade dirigió la Fuerza Pública del 2010 al 2018. Dice que trabajó en humanizar a ese cuerpo policial y acercarlo más a la ciudadanía. En la imagen, conmemorando en una ocasión el Día Mundial de la Persona con Síndrome de Down, de ahí el color de sus medias. Fotografía: Cortesía Juan José Andrade.

Otro episodio que marcó sus inicios en la Dirección General de la Fuerza Pública se dio meses después. ¿El epicentro? La cárcel La Reforma. Ahí un grupo de reos retuvieron a unos policías penitenciarios, los despojaron de las armas de fuego, lograron salir de las celdas y empezaron a exigir su liberación.

“No habíamos llegado a diciembre y teníamos esa fuga en La Reforma. Abrimos el puesto de mando en la oficina de don Francisco Segura (exdirector del Organismo de Investigación Judicial). Estaba él, don Jorge Chavarría (exfiscal general de la República) y yo en comunicación directa con doña Laura (Chinchilla, la expresidenta) desde ahí. Veíamos cómo ellos (los reos) se movían con las intenciones de llegar a las armerías para luego salir. Nosotros teníamos la zona tomada porque estábamos claros de que si llegaban a la armería y tomaban las armas sucedería una desgracia”, manifiesta Andrade sobre aquel capítulo.

“Fueron horas de mucha tensión porque da el mismo temor estar dentro del operativo con el arma apuntando a estar afuera tomando decisiones. Es el mismo riesgo, quizá desde fuera es más peligroso porque ponés otras vidas en juego, pero prácticamente esos dos hechos fueron mi bautizo en la Dirección General de la Fuerza Pública”, resume.

Otros incidentes a los que les hizo frente en el periodo que dirigió la Policía –dejó el cargo en mayo del 2018– fue una manifestación frente a la Caja Costarricense de Seguro Social que tuvo la participación de algunos diputados quienes se subieron a los techos de las patrullas, agredieron a varios uniformados y algunos congresistas terminaron detenidos. “Fueron tiempos de mucha convulsión porque eran momentos en que nuestros uniformados debían servir y no golpear”, resume Andrade.

Acercar la policía a las comunidades fue, en criterio de Andrade, uno de los principales logros de su gestión al frente de la Fuerza Pública. Fotografía: Cortesía Juan José Andrade.
"Hay un momento en la vida de todo ser humano que hay que aislarse y hacer las del águila: botar las plumas para que vengan plumas nuevas y eso yo lo veo como un reto de crecimiento”, Juan José Andrade, exdirector de la Fuerza Pública.
Desde la radio

Lejos de aquellas inquietantes situaciones y desde una cabina radial, Andrade pone en práctica algo de su carrera como periodista, de ahí su vínculo –casi paralelo a sus inicios en la función pública– con Radio Fides, emisora de corte católico, donde trabajó por un tiempo, y su relación actual con Teletica Radio, emisora de Televisora de Costa Rica.

En la radio del canal de La Sabana, Andrade estrenó en agosto del 2018 el programa Te presento el presente, que se transmite todos los sábados a las 11 a. m. por la frecuencia del 91.5 FM.

“(Te presento el presente) Es el chiquito chineado mío. Es un programa que hacemos con el ánimo enorme de llevarle notas diferentes y positivas a la gente. Como lo dice el nombre, habla de tendencias, de actualidad; no desde la perspectiva política porque no nos interesa, sino desde el punto de vista humano. Entonces resaltamos y ponemos en perspectiva las realidades, los problemas y las preocupaciones actuales”, comenta Andrade en referencia a ese proyecto.

El policía argumenta que el mundo de hoy urge de líderes positivos que le definan las rutas correctas por las que deben transitar las personas en coyunturas como las que experimentan las sociedades de hoy: polarizadas por algunos temas y en algunos casos caóticas a raíz de los accionares políticos.

“Creo que estamos hastiados de los líderes negativos. Te presento el presente es un programa variado con un único tema vedado: la política”, destaca.

En esos micrófonos, el comisario Juan José Andrade se preocupa por hablarle a una parte de la audiencia por la trabajó desde el Ministerio de Seguridad y a la que ahora continúa sirviéndole desde otras vitrinas, pero aclara, sin darle la espalda a una futura oportunidad en la función pública.

“Mi alma, particularmente, es muy aventurera. Dios sabrá qué tiene para mí más adelante, pero en este momento, con la pasión que serví a la policía, es la misma que tengo para todos mis proyectos. Soy un servidor por naturaleza y no necesito estar en un puesto público para servir. Cuando el país me requiera, ahí estaré”, contestó el policía de la radio.

Desde la frecuencia del 91.5 FM, Juan José Andrade asegura continuar con su misión de siempre de servir. El programa 'Te presento el presente' se estrenó en agosto del 2018. Fotografía: King Eve.