Su caso es conocido como el primer secuestro en la historia del país. Se extendió durante dos semanas y fue un reto para un país con poca experiencia en este tipo de crímenes.

Por: Danny Brenes 23 junio, 2017
Arrieta era un personaje icónico en San José. Tenía varios negocios, en cuenta el de prestamista. Su casa, desde donde fue secuestrado, es el actual restaurante chino Tin Jo.
Arrieta era un personaje icónico en San José. Tenía varios negocios, en cuenta el de prestamista. Su casa, desde donde fue secuestrado, es el actual restaurante chino Tin Jo.

En el sitio web del restaurante chino Tin Jo, en San José centro, se cuenta que la casa donde se ubica el establecimiento pertenecía a Cuco Arrieta, “un personaje interesante quien se hizo famoso como prestamista ('Cuando aprieta, Cuco Arrieta', era su lema) y como víctima del primer secuestro en la historia de Costa Rica”.

Aunque es apresurado decir que fue el primero, ese secuestro sin duda fue importante. El 23 de febrero de 1971, la portada de La Nación contaba que, dos días antes, “cinco individuos no indentificados obligaron a don Patrocinio Cuco Arrieta, de 79 años de edad, a entregar las llaves de su automóvil después de discutir con él en su casa de habitación”.

Junto a Arrieta estaban su hija Ethel, su cuñada Emérita Astorga, una empleada doméstica y un hermano de esta. Los secuestradores les advirtieron que, si no gritaban, nada le pasaría a don Cuco.

La prensa criticó con dureza el trabajo de las autoridades.
La prensa criticó con dureza el trabajo de las autoridades.

Casi una semana más tarde, en medio de reportes de falsos secuestradores poniéndose en contacto con la familia Arrieta, la policía confirmó que los verdaderos captores exigían ¢1.000.000. Junto a la petición venía un mensaje del propio Arrieta, quien decía: “Estoy bien. Accedan a pagar el millón de colones”.

La prensa criticó con dureza el trabajo de las autoridades. En La Nación del 3 de marzo se publicó una columna que decía que “Muchos de los detectives que colaboraron con el alto mando en la localización de don Patrocinio Arrieta han regresado a sus antiguas labores (...). Resumen: no hay nada”.

Parecía, en efecto, que el rastro de Arrieta se perdería entre la poca experiencia de la policía local en materia de secuestros. Entonces, a las 6 de la mañana del 4 de marzo, don Cuco apareció.

Arrieta era un personaje icónico en San José. Tenía varios negocios, en cuenta el de prestamista. Su casa, desde donde fue secuestrado, es el actual restaurante chino Tin Jo.
Arrieta era un personaje icónico en San José. Tenía varios negocios, en cuenta el de prestamista. Su casa, desde donde fue secuestrado, es el actual restaurante chino Tin Jo.

Estaba vivo, algo agitado, pero sin mayor complicaciones de salud. El presidente de la República, José Figureres Ferrer, calificó a los secuestradores de monstruos.

Don Cuco, por su parte, reaccionó de forma mucho más serena y, en un comunicado que se brindó a los medios de prensa, dijo que se sentía agradecido con los costarricenses por el apoyo que le habían brindado en su cautiverio.

Etiquetado como: