6 mayo, 2004

Por Patricio Lagomarsino

Palma, 6 may (EFE).- El delantero uruguayo del Real Mallorca Fernando "Petete" Correa (Montevideo, 1974) vive las peores horas de su carrera deportiva en España tras confirmarse hoy el positivo en un control antidopaje realizado tras el partido disputado por las selecciones de Uruguay y Venezuela.

Cuando disfrutaba de un momento estelar en el Mallorca tras marcar dos de los tres goles en la victoria ante el Real Valladolid (suma ocho en toda la temporada), y tras haberse ganador por méritos propios la posibilidad de que el club balear adquiriera su pase de forma definitiva, le llega este mazazo por ingerir, supuestamente, sustancias prohibidas para un deportista.

A sus 30 años, la carrera de Correa está seriamente amenazada, ya que se enfrenta, como mínimo, a una sanción de seis meses por parte de la FIFA, y también a la posibilidad de que el Atlético de Madrid, propietario de su pase, le rescinda el contrato de manera unilateral.

Pero el "Petete" no está solo en el este trance. Hoy, el técnico Luis Aragonés y todos sus compañeros en el Mallorca rompieron una lanza a su favor y pidieron que no se le condene sin haberle escuchado antes.

Aragonés calificó de "impacto terrible" la confirmación del positivo del uruguayo tras el encuentro que su selección disputó en Montevideo el 31 de marzo pasado, correspondiente a las eliminatorias suramericanas de clasificación para el Mundial Alemania 2006.

"Tiene todo mi apoyo, tanto como amigo como entrenador", recalcó el veterano técnico madrileño.

"Nunca jamás hubo problemas con él, pongo las manos donde sea. Era un poco vago, pero a base de mimarle le hemos sacado un rendimiento muy bueno; jamás esperaba este tema", insistió el entrenador mallorquinista.

La estrella del club isleño, Samuel Eto'o, aseguró sobre este caso que tanto él como el resto de la plantilla respaldan "a muerte" a "Petete".

"Hay que escuchar al futbolista. Cuando vuelva a los entrenamientos nos dirá la verdad sobre este tema", afirmó el delantero camerunés, para quien el positivo de Correa "es un asunto muy grave".

El futbolista "charrúa" guarda un hermético silencio y se ha encerrado en su hogar de Palma a la espera de conocer más detalles de su positivo por parte de las autoridades uruguayas. Está lesionado, no jugó la semana pasada ante el Málaga y tampoco contaba para el decisivo partido del sábado en el estadio Santiago Bernabéu frente al Real Madrid.

Con la incertidumbre de lo que puede ocurrir con "Petete" se rompe de forma definitiva lo que constituía la "conexión uruguaya" formada por él y su compatriota Martín Ligüera, que fue dado de baja en el mercado de invierno por bajo rendimiento.

Los futbolistas de Uruguay siguen sin tener suerte en Mallorca, ya que en la década de los ochenta también fracasó Peter Méndez, titular con su selección pero que en la isla no pudo demostrar sus cualidades.EFE

tar/jl