16 junio, 2014

La Selección de Costa Rica hizo esta tarde una agradable visita a una escuela pública en un barrio marginal de Santos. Los jugadores estuvieron en la escuela Padre Lúcio Floro y compartieron con cientos de niños.

Los nacionales arribaron en tres microbuses a la comunidad de Morro José Menino, donde queda la escuela. La pronunciada cuesta no hubiera permitido que el bus oficial del equipo patrio subiera hasta ese lugar.

Christian Bolaños no lo pensó dos veces y bailó con la comparsa.
Christian Bolaños no lo pensó dos veces y bailó con la comparsa.

En las afueras del centro educativo aguardaban cientos de personas que querían fotografías y autógrafos. Muchos de ellos llevaban el álbum oficial Panini. Ya dentro del inmueble, los niños recibieron a los jugadores con bailes y canciones a los que los seleccionados correspondieron con sonrisas.

Más adelante hubo un acto formal con el alcalde de Santos, Alexandre Barbosa, quien recibió una camiseta de la Sele de manos del presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li.

La jornada terminó con una comparsa típica brasileña y los ticos, con mucho humor, se unieron, en especial Christian Bolaños, quien bailó con ellos.

Etiquetado como: